América Latina afronta ardua ruta hacia cumplimiento de los ODS

Presupuesto adecuado, cooperación internacional, participación local, generación de datos confiables y monitoreo social son los mayores desafíos que América Latina y el Caribe enfrenta hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

MÉXICO, 28 abr 2017 (IPS) - Esos retos se hicieron patentes durante el primer Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el gobierno mexicano, que tuvo lugar en esta capital entre el miércoles 26 y el viernes 28 de abril.

“Hay un ligero repunte de la pobreza, lo cual es preocupante. Necesitamos más compromiso de los gobiernos de actuar frente a la nueva agenda para lograr una mejor distribución del ingreso. La desigualdad es un tema que debe ser prioritario”, dijo Addys Then, directora ejecutiva de la no gubernamental Alianza ONG de República Dominicana, una red de asociaciones sin fines de lucro.

“La nueva economía política pone en riesgo los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La agenda es necesaria para reducir la brecha entre los ganadores y perdedores (de la globalización) y para hacerse cargo de un mundo cada vez más desigual. Se necesita financiamiento, tecnología, comercio y rendición de cuentas”: Alicia Bárcena.

Then, integrante también de la mesa de articulación de organizaciones de la sociedad civil en América Latina, asistió a este primer Foro regional sobre los ODS, que congregó a 789 delegados gubernamentales, de la sociedad civil, la academia y de organismos multilaterales.

En la declaración final, los 33 gobiernos presentes subrayaron el avance de la región en la aplicación de loa ODS mediante exámenes voluntarios, mejores prácticas e identificación de retos; llamaron a la ONU a diseñar mecanismos de transparencia sobre el avance del desarrollo sostenible, resaltaron el enfoque de género, saludaron la participación multisectorial, aunque no aludieron al empleo decente ni derechos reproductivos.

El Foro se enfocó en la exposición de los avances del cumplimiento en la región de los 17 ODS, adoptados por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en 2015, como mecanismos para alcanzar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Hasta ahora, ese progreso se ha manifestados sobre todo hasta en la creación de grupos parlamentarios abocados al tema, instancias gubernamentales y definición de metas e indicadores que reflejen el cumplimiento de los objetivos y sus metas.

Durante el Foro, los gobiernos aludieron a 36 puntos distintos, como combate a la pobreza y la desigualdad, construir sistemas de indicadores, enfrentar el cambio climático y encauzar el progreso tecnológico, dentro un temario ambicioso que por sí mismo enseña el tamaño de los retos por delante.

A lo largo de los tres días, al menos 11 naciones expusieron su situación frente a esa agenda, sin evidenciar aún avances sustantivos.

América Latina y el Caribe enfrenta una desaceleración económica que ha retrotraído la evolución lograda en varios temas relevantes, como el combate a la pobreza, mejoramiento del ingreso e indicadores materno-infantiles, luego de una década de expansión económica apuntalada por altas cotizaciones de materias primas y repunte del intercambio comercial internacional.

Los 17 ODS se refieren a temas como la disminución de la pobreza y hambre cero, la igualdad de género, el acceso a la salud y la educación de calidad, lucha contra el cambio climático, desarrollo económico, ecosistemas saludables, el derecho a la energía asequible y no contaminante o participación de la sociedad civil, entre otros.

Los objetivos constan de 231 indicadores asignados para las 169 metas específicas.

“La nueva economía política pone en riesgo los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La agenda es necesaria para reducir la brecha entre los ganadores y perdedores (de la globalización) y para hacerse cargo de un mundo cada vez más desigual. Se necesita financiamiento, tecnología, comercio y rendición de cuentas”, advirtió la mexicana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, durante los debates.

Para la alta funcionaria internacional, sin una reforma fiscal la Agenda 2030 se quedará en “retórica”.

1

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal (al centro), presidió las deliberaciones del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, realizado del 26 al 28 de abril en la sede de la Secretaría (ministerio) de Relaciones Exteriores de México, en la capital del país. Crédito: Emilio Godoy/IPS

La Cepal estima que la región necesita invertir entre tres billones (millones de millones) y 14 billones de dólares para alcanzar los ODS, de los cuales los más demandantes son infraestructura, ambiente y energía.

“Tenemos que aprobar políticas públicas para atender los Objetivos de Desarrollo Sostenible más allá de que nos restrinja una crisis económica. Tenemos que tener prioridades claves para reducir la pobreza, la desigualdad y la contaminación”, declaró a IPS el responsable del área de ambiente y empleo de la no gubernamental Confederación de Sindicatos de las Américas, el brasileño Daniel Angelim.

Ese colectivo ha elegido el trabajo decente, el género y la lucha contra la pobreza y la desigualdad como prioritarios. Para ello, diseña metas para cotejarlas con el desempeño de los Estados en un proyecto piloto que iniciará en Argentina, Brasil, Chile y Colombia.

El estado de los ODS será también el foco del Foro Político de Alto Nivel, la plataforma de Naciones Unidas para el seguimiento y la revisión de los avances de la Agenda 2030, del 10 al 19 de julio en Nueva York.

En esa cita, 44 Estados, 11 de ellos latinoamericanos, presentarán sus exámenes voluntarios sobre los ODS. En 2016, 22 naciones, Colombia y México entre ellas, entregaron sus evaluaciones voluntarias.

La mayoría de países de la región cuenta con consejos nacionales para la Agenda 2030, pero solo un puñado ha creado foros parlamentarios ad hoc y ha estipulado líneas base e indicadores para cumplir con los ODS.

De los 231 indicadores de los objetivos, solo 21 por ciento están y operativos y 22 por ciento podrían activarse con información ya existente. El 57 por ciento restante no se genera, pues hay pocos datos disponibles, o bien no se cuenta con ellos.

En Argentina “hay avances en temas vinculados al desarrollo económico e infraestructura. Se ha encajado el plan nacional en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y no al revés. Pero no vemos mucha implicación del gobierno y los sectores sociales y sí de los empresarios. El reto es no privatizar los objetivos, tenemos resquemor sobre eso”, señaló a IPS la dirigente gremial Marita González.

2

Delegados de los gobiernos latinoamericanos y caribeños, durante el primer Foro regional sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en Ciudad de México, entre el 26 y el 28 de abril, organizado por la Cepal. Crédito: Emilio Godoy/IPS

Ella es la coordinadora del equipo multidisciplinario sobre trabajo decente de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la argentina Confederación General del Trabajo, uno de los mayores sindicatos argentinos, que seleccionó 10 de los 17 objetivos, con 75 indicadores a monitorear.

La internacional Red Sindical de Cooperación al Desarrollo, con sede en Bruselas, creó una plataforma de seguimiento a los ODS para evaluar el cumplimiento de los Estados.

Esas iniciativas muestran la intención de la sociedad civil de seguir de cerca el alcance de los ODS, para fortificar la rendición de cuentas y la transparencia de los Estados y para evitar la repetición de la historia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de los primeros 15 años del siglo, que carecieron de mecanismos de evaluación.

Por ello, las organizaciones esperan que el Foro de la Cepal se institucionalice y se definan mecanismos de participación y vinculación en ese marco.

“Queremos la creación de un foro de sociedad civil reconocido por la Cepal para tener una voz y poder hacer un seguimiento más informado. Debe emanar una ruta de acción para ver cómo los plazos nacionales se aceleran y encontramos esa vinculación que pedimos”, planteó Then en su diálogo con IPS.

Mientras, Angelim consideró que “hay retraso” en el monitoreo de los ODS, González demandó un mecanismo consultivo para la aplicación del ODS 17 sobre alianzas con la sociedad civil, con quien “el gobierno argentino no tiene interlocución, lo está incumpliendo”.

Fuente:

Comentarios