Beato Mons. Óscar Romero, a 38 años de su muerte

Al cumplirse 38 años del asesinato de monseñor Romero, el jesuita Rafael Moreno Villa, S.J, compañero y amigo recuerda en esta entrevista realizada por Carol Cuscano del Equipo de Comunicaciones de la CPAL a su amigo y compañero de trabajo Óscar Romero.

Este 24 de marzo, se cumplen 38 años del asesinato de Monseñor Óscar Romero; quien como arzobispo, denunció en sus homilías dominicales numerosas violaciones de los derechos humanos y manifestó en público su solidaridad hacia las víctimas de la violencia política de su país, El Salvador.

Fue asesinado durante la celebración de una misa en la capilla del hospital Divina Providencia (San Salvador, El Salvador). Esto, provocó la protesta internacional en demanda del respeto a los derechos humanos en su país.

En el año 2015, el Papa Francisco proclamó Beato al Arzobispo Mons. Óscar Romero, y determinó que su fiesta se celebre el 24 de marzo de cada año, día “en que nació para el cielo”.

A través de los años, la figura del Beato Óscar Romero comenzó a expandirse en toda la región latinoamericana y el Caribe. Por lo pronto, la Asociación Católica Mundial para las Comunicaciones Sociales (SIGNIS), decidió nombrar a monseñor como su patrono.

A continuación, compartimos una entrevista realizada por el equipo de Comunicaciones de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y el Caribe (CPAL), al P. Rafael Moreno Villa S.J, Delegado para la Misión de la CPAL, quien tuvo la dicha de trabajar con Monseñor Romero, los últimos tres años de su vida.

En la entrevista nos cuenta cómo era en la vida diaria Monseñor Romero y además cuáles son sus mejores recuerdos de trabajar con quien este año será canonizado por el Papa Francisco.

"Monseñor en un diálogo bilateral daba la impresión que era una persona tímida, pero a medida que iba creciendo los interlocutores de Monseñor, él iba agarrando una fuerza muy grande, y ya cuando eran multitudes, era muy buen orador y predicador con mucha energía y seguridad", recuerda el P. Moreno.

Fuente

Comentarios

Videos

Entrevista realizada por el equipo de Comunicaciones de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y el Caribe (CPAL), al P. Rafael Moreno Villa S.J, Delegado para la Misión de la CPAL, quien tuvo la dicha de trabajar con Monseñor Óscar Romero, los últimos tres años de su vida.

En la entrevista nos cuenta cómo era en la vida diaria Monseñor Romero y además cuáles son sus mejores recuerdos de trabajar con quien este año será canonizado por el Papa Francisco.

“Monseñor en un diálogo bilateral daba la impresión que era una persona tímida, pero a medida que iba creciendo los interlocutores de Monseñor, él iba agarrando una fuerza muy grande, y ya cuando eran multitudes, era muy buen orador y predicador con mucha energía y seguridad”, recuerda el P. Moreno.