"El acuerdo entre la Santa Sede y Arabia Saudí es un paso decisivo"

"La educación es el único baluarte contra el terrorismo y la ignorancia" afirma el Cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, en esta nota de Religión Digital, luego de su visita a Arabia Saudita.

"Una visita inédita, el del jefe de una Dicasterio Vaticano, el de un Cardenal en Arabia Saudita". Con estas palabras calificó el Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, su reciente visita a Arabia Saudita del 14 al 20 de abril, donde se reunió con el Rey Ben Salman, así como con varias autoridades religiosas musulmanas.

El encuentro se produjo tras una serie de reuniones entre autoridades saudíes y representantes de otras confesiones cristianas en los últimos meses, aumentando las esperanzas de una mayor apertura del reino, que alberga lugares sagrados del Islam pero prohíbe la práctica de otras religiones.

1

El cardenal Tauran, sobre su reciente visita al país.

Dialogando con el programa francés de Vatican News, el Purpurado señaló que, "el acuerdo de cooperación firmado entre la Santa Sede y Arabia Saudí es decisivo. Al igual que todos los demás acuerdos firmados por el Vaticano con otros Estados, en él se establece una reunión temática cada tres años. Con Arabia Saudita, donde los cristianos no son considerados súbditos musulmanes iguales del reino, el acuerdo tiene un carácter especial".

Según el Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, un elemento que ayudará a promover una causa vital es la educación. "Restaurar la verdad en el currículo escolar es asegurarse de que hablemos bien de los cristianos", señaló el Purpurado. Esta causa, no menos importante - el de la educación, precisó el Presidente - es el único baluarte contra el terrorismo y la ignorancia, los dos flagelos del reino, que según el Cardenal francés quien ha viajado por Oriente Medio durante años.

Esta larga visita de una semana, fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación saudíes; hicieron "casi ocho editoriales en la prensa el día de mi llegada". Y es que este hecho marca una nueva etapa en las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y Arabia Saudita. Y denota, una apertura, al menos un deseo de apertura, por parte de la monarquía saudita hacia los cristianos.

Recordando que, el encuentro entre el rey y el Cardenal Tauran, es el primero entre el actual gobernante saudí y una autoridad católica. El joven príncipe heredero ha promocionado una agenda reformista denominada Visión 2030, que busca despegar al país del petróleo e introducir cambios sociales.

En este sentido, el país ha vivido un aumento de la presión en favor de un Islam más moderado en los últimos tiempos: el príncipe heredero ha aliviado las restricciones sociales, diluyendo el papel de la policía religiosa y permitiendo conciertos públicos. Además recordamos que el rey Abdulá, predecesor y hermano de Salman, se reunió con el Papa Benedicto en el Vaticano en 2007.
(RD/Vatican News)

2

Fuente

Comentarios