La “Cura Personalis” en la Educación Jesuita

Esta nota del Centro Virtual de Ped@gogía Ignaciana presenta un compendio de muchos de los recursos disponibles en su sitio web para los interesados en el modelo de educación jesuita.

Una de las características de la educación jesuita es la Cura Personalis, entendida como el cuidado integral de la persona a través del acompañamiento, que se realiza desde el amor y el servicio para que el otro crezca, respetando sus particulares circunstancias y con aprecio a sus capacidades y necesidades. En números anteriores de este boletín hemos invitado a explorar el tema de la educación de la interioridad desde distintas perspectivas. Seleccionamos este tema en continuidad, pues la Cura Personalis es clave como estrategia pedagógica de ayuda al descubrimiento y cultivo del mundo interior de las personas, para que vivan con mayor coherencia en relación consigo mismos, con los demás, con Dios y con la Creación.

Si bien la Cura Personalis es una de las características en las que se juega la identidad de la educación jesuita, como la entendió Ignacio y se practicó desde la fundación de los primeros colegios, no es de fácil comprensión y realización, pues no solo se trata de promover algún tiempo de acompañamiento personalizado a los estudiantes por parte de sus educadores, sino de asumirla como marca de la misión apostólica con toda la comunidad educativa, en especial con los mismos educadores y sus directivos.

En este número ofrecemos una selección de documentos que tocan tanto los fundamentos y conceptual general de la Cura Personalis, como también propuestas de enfoques y modos de proceder en la educación, incluyendo algunos trabajos de investigación que buscan aportar fórmulas para mejorar y generalizar el acompañamiento en las comunidades educativas.

Una referencia constante en los escritos sobre este tema es la conferencia “Cura Personalis” que ofreció el P. Peter Hans Kolvenbach en 2007. Explica en detalle la experiencia de Ignacio y su modo de proceder en el acompañamiento espiritual y nos dice: “En la experiencia educativa de la Compañía se convierte en el pivote de toda la educación ignaciana poniendo la mira en una educación personalizada en cuanto esta aspiración resulte posible dado el peso de todo lo que se impone a nuestras instituciones”.

Sugerimos seguir con el texto “El acompañamiento personal”, Provincia de Loyola (2010), elaborado para “ayudar a formar y ejercitar dicho talante, partiendo del trasfondo de la espiritualidad ignaciana”. Ofrece una síntesis de los presupuestos, las características y destrezas prácticas en el acompañamiento.

Sobre la Cura Personalis en el ámbito educativo recomendamos dos documentos publicados por la Federación Latinoamericana de Colegios Jesuitas (FLACSI): “Propuesta Educativa y Pedagógica de la Compañía de Jesús” (2016), en particular el punto 4, que resume las características del enfoque pedagógico, y “//Cura Personalis// en el aula como posibilidad de descubrir potencialidades” (2015), en el que se concretan puntos iluminadores para el proceso de acompañamiento personal con los alumnos.

Para profundizar sobre aspectos conceptuales y propuestas para el acompañamiento de los estudiantes, sugerimos: “La relación pedagógica según el modelo ignaciano de formación”, de Omar Montagout Vega (2007), explica que la Cura Personalis es el centro del quehacer pedagógico que se concreta en la relación con el alumno. “Pygmalión y Galatea en el aula: una aplicación de la //Cura Personalis// en el contexto de la relación maestro –alumno en la pedagogía ignaciana”, de Francisco Reyes Archila (2007), nos habla de las actitudes del acompañante y los presupuestos de una relación basada en la estima y expectativas positivas. “El acompañamiento personal y grupal: //Cura Personalis//”, de Gustavo Ramírez y otros (2004), un manual con elementos conceptuales y prácticos para trabajar con niños, adolescentes y jóvenes.

Los siguientes trabajos académicos dan cuenta de propuestas novedosas o de cambio basadas en la investigación-acción: “El acompañamiento ignaciano desde la gestión educativa“, de Claudio Solís (2015). ”Guía para el acompañamiento a los estudiantes de 8o nivel de educación básica del Colegio San Gabriel desde la pedagogía ignaciana”, de Edwin Fonseca (2014). “La interiorización del acompañamiento aplicando la pedagogía ignaciana a partir del ejercicio de participación y el compromiso comunitario de padres y madres”, de Marcela Castañeda (2014). “Acompañamiento ignaciano virtual en plataforma moodle para estudiantes de 8o de básica del Colegio San Gabriel de Quito”. María Angélica Arroyo (2013). “El acompañamiento como concreción de la Propuesta Educativa de la Compañía de Jesús, en el Instituto Universitario Jesús Obrero, Catia”, de Julieta Carvallo (2007)

Con otro enfoque y objetivos, la Federación Internacional de Fe y Alegría ha desarrollado una colección de seis módulos para la formación de educadores acompañantes para que, con los educadores acompañados, se promueva la transformación de las prácticas pedagógicas en los centros. Si bien no se explicita su fundamento de la Cura Personalis, es evidente su concreción en el propósito que anima la propuesta y las relaciones que se procura establecer: “El acompañamiento y la educación popular” -en portugués- y “El acompañamiento en Fe y Alegría” -en portugués- presentan el marco referencial desde la educación popular y la misión de Fe y Alegría. “Crecer como acompañantes” -en portugués- invita a descubrir desde la reflexión del propio ser la capacidad para acompañar a otros. “Bitácora para acompañantes” -en portugués- y “Aprender del acompañamiento” -en portugués- ofrecen herramientas para conformar comunidades de aprendizaje entre acompañantes y acompañados. Y “Planificar para el cambio” -en portugués- brinda elementos para la construcción de planes de mejora de las prácticas pedagógicas.

1

Los números anteriores de este Boletín pueden ser consultados en esta sección del CVPI. Les invitamos a suscribirse a nuestra lista de correos para recibir números futuros.

Fuente

Comentarios