La Educación, un catalizador para cambiar las desigualdades de género

En este texto publicado por Educate Magis, la comunicadora vocacional española, Ana Vázquez Ponzone, habla de experiencias en que la labor de los educadores ofrece opciones para superar las barreras del género en la Educación.

“La discriminación basada en el género sigue siendo uno de los obstáculos más pertinaces que se oponen al derecho a la educación. Si no se supera, no se podrá lograr la Educación para Todos. Las niñas constituyen la mayoría de la población infantil y juvenil que no asiste a la escuela, aunque los niños están en situación de desventaja en un número cada vez mayor de países”.

–Marco de Acción de Dakar, Educación para todos: cumplir nuestros compromisos comunes, aprobado por el Foro Mundial sobre la Educación, Dakar (Senegal), abril de 2000

  • ¿Qué se puede hacer para eliminar las barreras de género que se oponen a la educación?
  • ¿Qué podemos hacer para crear un mundo más justo desde una perspectiva de género?
  • ¿Qué educación nos ayuda a alcanzar el horizonte de un mundo más igualitario y más justo?
  • ¿Cómo podemos despertar conciencia acerca de los 264 millones de niños y niñas que no tienen acceso a la educación?

La igualdad y la desigualdad de género afectan a la vida cotidiana de todos, a sus relaciones, opciones y decisiones. La igualdad de género forma parte de la justicia social y de los derechos humanos. Sirve de impulso para el fomento del progreso, y resulta vital para la consolidación de sociedades pacíficas, inclusivas, resilientes y justas.

1

La educación puede dar lugar a desigualdades de género y potenciar estereotipos tanto en los comportamientos como en los enfoques, o puede ser un catalizador del cambio que proporcione a los individuos la posibilidad y la capacidad de cuestionar y modificar actitudes y prácticas discriminatorias. Para la nueva agenda internacional de desarrollo sostenible, la  educación y la igualdad de género constituyen preocupaciones básicas.

Aunque en las últimas décadas el acceso a la educación ha mejorado mucho a nivel global tanto para niños como para niñas, sigue existiendo disparidad de género en el acceso a la enseñanza primaria, casi siempre en detrimento de las niñas. Y es que hay una serie de obstáculos que impiden o limitan la participación de las mujeres en la educación.

2

Algunos de los que tienen mayor relevancia son la pobreza, el trabajo infantil (en especial el trabajo en el hogar), los matrimonios tempranos, los embarazos precoces, los conflictos armados, el acceso difícil a los centros escolares, los entornos peligrosos y violentos, y, principalmente, las prácticas sociales discriminatorias que tienen lugar dentro de la escuela desde la más temprana edad. (Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación)

Algunos datos importantes.

  • Una de cada 10 niñas estaba fuera de la escuela en el año 2014, en comparación con uno de cada 12 niños
  • De los 61 millones de los jóvenes en edad de cursar enseñanza primaria no estaban matriculados en la escuela en 2014, el 53% son niñas.
  • Las diferencias de género en la educación secundaria se están reduciendo pero aún perduran, y son más marcadas, para las niñas. En 2012 había al menos 19 países con menos de 90 niñas por cada 100 niños escolarizados en este nivel, de los cuales la mayoría eran países árabes y del África subsahariana.
  • Las niñas, especialmente las más pobres, siguen siendo las que afrontan los mayores retos a la hora de acceder a la escuela primaria.
  • De las niñas fuera de la escuela en África Subsahariana, el 50%, es decir, unos 9 millones, nunca pisarán un aula de clases, en comparación con el 41% de niños fuera de la escuela (6 millones).
  • En Asia Meridional las tendencias son similares, y la brecha de género es incluso mayor. De las niñas fuera de la escuela de la región, 81% tienen escasa probabilidad de ir a la escuela, comparado con el 42% de los niños, la mayoría de los cuales es probable que se matriculen tardíamente (IEU y UNESCO, 2016).
  • En los países con altos porcentajes de jóvenes fuera de la escuela, las niñas más pobres siguen siendo las que mayor probabilidad tienen de no cursar estudios en su vida. El porcentaje de las mujeres más pobres que nunca han asistido a la escuela creció del 46% en el año 1999 al 76% en el año 2013.
  • Los niños tienen más probabilidades de abandonar la escuela en el segundo ciclo de educación secundaria. Sólo 95 niños por cada 100 niñas completan esta etapa, proporción que apenas ha variado desde 2000.
  • Las desigualdades de género se acrecientan cuanto más se avanza dentro del sistema educativo. En la educación preescolar, el 70% de los países ha logrado la paridad, frente a un 66% que la ha alcanzado en la enseñanza primaria, un 50% en el primer ciclo de secundaria, un 29% en el segundo ciclo de secundaria y solo un 4% en la enseñanza terciaria.

¿Estás listo(a) para actuar?

Una forma de crear conciencia es participando con tus estudiantes en el Proyecto de la Silla Roja Global. Te invitamos a que tomes una silla roja e implementes este maravilloso proyecto de concientización junto con Educate Magis, Entreculturas, Friends of Fe y Alegría, y otros colaboradores a nivel mundial. Y, si ya lo implementaste entonces extiende la experiencia concientizando acerca de algunas de las causas por las que millones de niños no tienen acceso a la educación, como: la pobreza, la falta de infraestructura, el cambio climático, las guerras y la desigualdad de género.

3

Es nuestra responsabilidad asegurar que todas las personas, todos los niños, todas las niñas y todos los jóvenes ejerzan su derecho a la educación inclusiva y de calidad, independientemente de su edad, género, raza, religión u orientación sexual. Cada uno de nosotros poseemos este derecho fundamental, sin importar donde nacimos o con que recursos contamos.

¡Muchas gracias por unirte a nosotros!

¡Estamos ansiosos de trabajar juntos hoy para crear el mundo del mañana!

Bibliografía

  • Las niñas a clase. Una cuestión de Justicia.  Estudio e informe de Entreculturas. Número 4

Género y la EPT 2000-2015. Logros y desafíos.

  • Informe de seguimiento de la educación en el mundo. Resumen sobre género 2016.

Fuente

Comentarios