Ley de Seguridad, riesgo a garantías, dice el rector de la UIA

En este texto publicado en el periódico la Jornada, Emir Olivares Alonso, rector de la Universidad Iberoamericana, explica como la reciente promulgada Ley de Seguridad representa un riesgo a las garantías de protección de los Derechos Humanos en México.

México vive la peor crisis de derechos humanos de su etapa posrevolucionaria y, lejos de reconocerlo, los funcionarios públicos argumentan que es un trance de sobrexposición, pero “nosotros decimos que se trata de una crisis real”, afirmó el rector de la Universidad Iberoamericana (UIA), David Fernández Dávalos.

El académico acompañó sus aseveraciones con datos contundentes: el año pasado fue el más violento de la historia con el mayor número de homicidios dolosos, casi 25 por cada 100 mil habitantes; en el país hay más de 32 mil desaparecidos registrados de manera oficial, cientos de miles de desplazados de sus lugares de origen por la violencia del narcotráfico y/o de las fuerzas de seguridad y la cifra negra de delitos es de 90 por ciento.

Al encabezar la ceremonia por el 20 aniversario del Programa de Derechos Humanos (PDH) de la UIA, refirió que cifras del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi) muestran que 70 por ciento de los adultos en México “se siente inseguro y piensa que la situación de los derechos humanos y la violencia ha empeorado”.

No existe ninguna evidencia, subrayó, de que haya mejoras en los temas de derechos humanos, seguridad o combate a la delincuencia. “El gobierno de la República sigue firmando acuerdos y aceptando públicamente la supervisión internacional, (pero) en lo interno la bloquea y la desprestigia.”

Fernández Dávalos llamó la atención sobre el riesgo que representa para las garantías fundamentales la Ley de Seguridad Interior, que “crea un mecanismo regulador de la intervención militar en tareas de protección ciudadana, investigación y persecución del delito, pero la evidencia que tenemos es que la intervención militar lejos de reducir la violencia la ha incrementado”.

El rector de la UIA exigió al PDH irrumpir en el momento público y presentar posturas “de alto perfil político para contener la tendencia a la militarización y la profundización de la crisis” en en el país. Otro tema a abordarse es el proceso electoral en puerta, agregó.

Por su parte, Denise González Núñez, coordinadora del PDH de la UIA, aseveró que desde la fundación de esta instancia, en 1998, a la fecha ha habido avances, pero también muchos retrocesos, como la Ley de Seguridad Interior “contraria a nuestro marco constitucional.

“¿La UIA debería instalar una especie de comisión universitaria para el registro de las violaciones a derechos humanos y el hallazgo de la verdad en México? Esto sin menoscabo de continuar exigiendo instituciones de procuración y administración de justicia más efectivas y reparación a las víctimas.

Por su parte, Santiago Corcuera, primer coordinador del PDH de la UIA, recordó cómo y en qué contexto se inició el programa y la exigencia del entonces rector, Enrique González Flores, para trabajar con rigor académico en proyectos que tuvieran incidencia social.

1

Fuente

Comentarios