Maristas Azules: "Condenamos enérgicamente la agresión occidental contra Siria y los sirios"

"Este caso de armas químicas es una noticia falsa y una gran manipulación", afirma Nabil Antaki, de los Maristas Azules de Alepo, en este informe para Religión Digital.

Queremos compartir con ustedes dos eventos que tuvieron lugar durante la semana pasada. Como saben, algunos países llevaron a cabo un ataque aéreo con misiles contra Siria para castigarla por haber usado supuestamente armas químicas contra el enclave de Duma, ocupado por los terroristas del "Ejército del Islam" (Jaysh al-Islam) desde hace cinco años.

No creemos en esta manipulación en absoluto. En vísperas del presunto ataque químico, el gobierno llegó a un acuerdo con los rebeldes para su evacuación a Jarablous y la liberación de cientos de personas capturadas y encarceladas por los rebeldes durante cinco años.

El gobierno ganó de esta forma la batalla liberando este enclave de terroristas que, durante los últimos cinco años, había estado lanzando morteros sobre Damasco, matando a cientos de personas e hiriéndolas. Es absurdo creer que el gobierno sirio lanzara armas químicas el día antes (24h) de la liberación de Duma, especialmente porque sabía que era una línea roja para algunos países. Hubiera sido una tontería usarlos sabiendo que sufriría represalias. El gobierno es todo menos estúpido.

Todas las personas en Siria están convencidas de que este caso de armas químicas es una "noticia falsa" y una gran manipulación y condenamos enérgicamente esta agresión occidental contra Siria y los sirios que han sufrido bastante después de siete años de guerra y que solo desean vivir normalmente y en paz.

1

Nueva misión de los Maristas Azules

El segundo evento es un evento feliz. Comenzamos hace una semana una nueva misión, un nuevo proyecto, un nuevo acto de solidaridad. ”Muévete" y bueno, nos mudamos de nuevo. Nos hicimos cargo de una de las 11 aldeas en la región de Tel Rifaat, a 50 km de Alepo, donde 200,000 personas desplazadas, sirios kurdos, huyeron de la invasión despreciable de su región por el ejército turco.

Hay 800 familias en esta aldea que necesitan alimentos, productos sanitarios, colchones, mantas, atención médica, apoyo psicológico, atención y amor. En una semana, hemos estado tres veces allí con aproximadamente 20 de nuestros voluntarios para explorar, evaluar las necesidades, establecer contactos y comenzar nuestras actividades. Junto con el mundo marista, siempre estamos avanzando hacia un "nuevo comienzo" para "sembrar esperanza".

Maristas Azules

Con ese nombre se conoce a los maristas, hermanos y laicos, que trabajan en Alepo. Acompañan a la población que sufre todo tipo de opresión y a los que ofrecen, especialmente a los jóvenes y a los niños, gestos de solidaridad que les animan a superar las dificultades y a mantener vivo el don cristiano de la esperanza. Son un grupo de unos 80 voluntarios y colaboradores contratados, coordinados por un equipo de hermanos y laicos.

Ese grupo hace realidad la tercera llamada del Capítulo general de los Hermanos Maristas, Inspirando la creatividad para ser constructores de puentes: "Ser agentes de cambio, constructores de puentes, mensajeros de paz, comprometidos en la transformación de la vida de los jóvenes a través de una educación evangelizadora".

A Fundación Marista para la Solidaridad Internacional Onlus (FMSI) está promoviendo una campaña de apoyo para ayudar a los Maristas Azules en Siria. Si tu realidad local desea colaborar, puedes ver más detalles en la página web de la fundación: https://fmsi.ngo o contactar directamente fmsi@fmsi-onlus.org.

2

Fuente

Comentarios