Monseñor Roque Paloschi apoya en una carta la creación del Consejo LGBT

"Frente a la cultura del odio, somos llamados a promover la cultura de la paz y de la justicia" afirma monseñor Paloshi en su carta de apoyo ala creación del Consejo LGBT en Rondonia, Brasil. Reportaje de Luis Miguel Modino para Religión Digital.

El Arzobispo de Porto Velho, Brasil, Monseñor Roque Paloschi, ha sorprendido a la opinión pública con una carta de apoyo a la creación e implantación del Consejo LGBT (Lesbianas, Gays, bisexuales, Travestis, Transexuales y Transgéneros) en el estado de Rondonia, de cuya capital es el actual prelado.

1

La actitud de Monseñor Paloschi, que también es el Presidente del Consejo Indigenista Misionero y forma parte del Consejo Presinodal del Sínodo de la Panamazonia, demuestra la valentía de alguien que, por encima de posible críticas y descalificaciones, inclusive dentro de la propia Iglesia católica, siente la necesidad de crear un "espacio democrático de apoyo y diálogo sobre políticas públicas que favorezca y construya en la sociedad un camino de tolerancia y fraternidad".

A pesar de ser una postura poco común, la carta del Arzobispo de Porto Velho, se sitúa en la línea del Papa Francisco, quien en 2013, en una rueda de prensa a los periodistas que le acompañaban a su vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro, decía "si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo, por caridad, para juzgarla?". Estas palabras fueron reafirmadas en la Laudato Si, donde dice que la persona homosexual "debe ser respetada en su dignidad y acogida con respeto", todo ello, para evitar "cualquier marca de injusta discriminación y, particularmente, toda forma de agresión y violencia".

2

La postura de la Archidiócesis ha producido una reacción positiva entre los participantes de una manifestación celebrada este último viernes, 4 de mayo, donde los presentes insistían en la importancia de la creación del consejo ante "un momento en que el país vive una fase de reducción de derechos y de restricciones de conquistas democráticas", como recoge la carta. En ese sentido, el texto resalta que la postura de la Iglesia debe ser "reencender la esperanza y comprometernos cada vez más en la defensa de la vida y de los derechos de las minorías".

En una sociedad donde el rechazo y condena del diferente se impone como actitud dominante, Monseñor Paloschi recuerda que "frente a la cultura del odio, somos llamados a promover la cultura de la paz y de la justicia". A decir verdad, ésta es una actitud más próxima de los sentimientos de Jesús de Nazaret, quien siempre estuvo al lado de las prostitutas y los pecadores y por encima de cualquier tipo de condena, se mostró como signo de misericordia.

Carta de apoyo a la Creación y implantación del Consejo Estatal LGBT en Rondonia

En un momento en que el país vive una fase de reducción de derechos y de restricciones de conquistas democráticas, como Iglesia, debemos reencender la esperanza y comprometernos cada vez más en la defensa de la vida y de los derechos de las minorías, buscando la construcción de días mejores.

3

Uno de los papeles de la Iglesia es estar al lado de la gente de forma irrestringible y ecuménica, contribuyendo en la implantación de políticas públicas en toda su diversidad, independientemente de raza, color, sexo o religión, de acuerdo con los preceptos de nuestra Constitución Federal de 1988.

En ese sentido, nos posicionamos a favor de la creación y efectiva implantación del Consejo Estatal LGBT en Rondonia, como espacio democrático de apoyo y diálogo sobre políticas públicas que favorezca y construya en la sociedad un camino de tolerancia y fraternidad, pues "En Cristo todos somos hermanos", como nos recuerda el lema de la campaña de la fraternidad de este año.

Frente a la cultura del odio, somos llamados a promover la cultura de la paz y de la justicia.

(Firman)

  • El Arzobispo, Roque Paloschi
  • El Vicario General, Padre Filip Cromheecke

4

Fuente

Comentarios