Por los derechos de las personas migrantes en tránsito”. Misión de investigación y denuncia. Resumen ejecutivo

Ante el aumento de violaciones de derechos humanos que sufren las personas migrantes en el camino hacia el Norte, la Red Jesuita con Migrantes de Centroamérica -RJM-C.A-, el Servicio Jesuita a Migrantes de México –SJM-, Comités de Migrantes y sus familiares de Chinandega, Nicaragua, Comités de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador –COFAMIDE-, Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso –COFAMIPRO-, Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala –MENAMIG- y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional –CEJIL-, en alianza con otras organizaciones de la Sociedad Civil, realizaron del 9 al 19 de junio 2015, una Misión de Investigación y Denuncia por los derechos de las personas migrantes en tránsito, partiendo de Nicaragua y finalizando en el Sur de México.

La Misión tuvo por objeto aportar una mirada crítica sobre el contexto de los diferentes países, mecanismos de protección a las personas migrantes en el extranjero y el tratamiento a la migración de tránsito, especialmente hacia las personas migrantes centroamericanas desaparecidas, en detención y privación de libertad en materia penal y hacia las personas que huyen de la violencia sometidas a detenciones migratorias en su trayecto por México.
En cada país, la misión sostuvo reuniones con funcionarios estatales, representantes de la sociedad civil, organismos nacionales e internacionales, personas migrantes centroamericanas y desplazadas forzadas, a quienes planteó los propósitos de dicha iniciativa y de quienes conoció preocupaciones en torno a la migración en tránsito. Asimismo, dio continuidad al proceso de investigación de las personas migrantes centroamericanas en tránsito y visualizó ante la opinión pública las adversidades que éstas enfrentan en su trayecto hacia los Estados Unidos y sobre las repercusiones que ello genera en las familias que se quedan. En el presente resumen ejecutivo se describen los principales hallazgos, desafíos y propuestas sobre la problemática que enfrentan las personas migrantes centroamericanas desaparecidas, detenidas, privadas de libertad, así como las personas que huyen de la violencia y son interceptadas en el camino por funcionarios de migración en México.

Personas migrantes desaparecidas

Hallazgos

En el diálogo sostenido entre representantes de la Misión y los comités de familiares de migrantes, con autoridades gubernamentales y no gubernamentales, se confirmó que muchas personas centroamericanas que han emigrado rumbo a Estados Unidos de América han desaparecido durante su ruta migratoria. Se identificaron las causas de este fenómeno y el impacto que ello ocasiona en las familias que se quedan.
Los datos recopilados sobre personas desaparecidas son los siguientes:

1

Fuentes: Gráfico realizado con información suministrada por COFAMIDE, COFAMIPRO, SJM-Nicaragua, PDH de Guatemala, ECAP, MINEX Guatemala, en ocasión a la Misión de Investigación y Denuncia, 2015.

Las cifras reflejadas en el gráfico anterior fueron recopiladas en las reuniones con comités de migrantes y familiares, organizaciones y autoridades de cada país visitado.

En Nicaragua se reportaron 132 casos de migrantes nicaragüenses desaparecidos, de los cuales solo 105 casos poseen pistas en el corredor de tránsito hacia Estados Unidos, según base de datos del Servicio Jesuita para Migrantes de Nicaragua, a la fecha junio de 2015 (SJM, 2015).
En El Salvador a través del diálogo sostenido con el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador –COFAMIDE-, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos – PDDH- y Cancillería salvadoreña, se logró identificar 1,368 casos de personas migrantes salvadoreñas desaparecidas. De los cuales 258 son casos registrados por COFAMIDE, 20 por PDDH y 1,090 por Cancillería, según Luis López de COFAMIDE en Junio 2015.
En el caso de Honduras, se conoció únicamente de 480 casos de personas migrantes hondureñas desaparecidas que han sido documentados por el Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso –COFAMIPRO- al mes de junio 2015. No obstante, la vicecanciller, María Matamoros, y la subdirectora de la Dirección de Asuntos Consulares, Flavia Zamora, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras, a pesar que admitieron tener una base de datos de personas migrantes reportadas desaparecidas, se abstuvieron de brindar detalles al respecto.

Por su parte en Guatemala, el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial –ECAP-, organización no gubernamental que brinda acompañamiento a las familias de migrantes desaparecidos y fallecidos, conoce de 6 casos de personas migrantes desaparecidas, mientras que la Procuraduría de los Derechos Humanos –PDH- de ese país, con presencia en el territorio nacional, solo ha registrado 3 casos de esa índole.

En contraste, Lizeth Ordoñez, responsable de Asuntos Migratorios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala –MINEX- mencionó que han recibido un total de 111 denuncias de desapariciones de migrantes. Además, organizaciones de la sociedad civil cuentan con una base de 80 casos de migrantes desaparecidos a los que se tomaron muestras de ADN en el 2012, según información brindada por MENAMIG (2015).

Algunas consideraciones ante desaparición de migrantes centroamericanos

La Misión constató la desarticulación entre las instituciones de los Estados centroamericanos en el registro y seguimiento de casos de migrantes desaparecidos y debilidades en lo relacionado a los mecanismos para la identificación, investigación y tratamiento de sus connacionales desaparecidos en el exterior.

2

Isabel Garcia Lazara ve a su hijo Florentino, a través de la cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, por primera vez en 8 años. Flickr: BBC World Service. Licencia Creative Commons.

Ante esta situación los comités y familiares de migrantes centroamericanos exigen la creación de un mecanismo transnacional de búsqueda que incluya, una base de datos con acceso a información a familiares y organizaciones de búsqueda; alertas en hospitales, morgues, centros penales y de detención; rutas claras para la denuncia y seguimiento a los casos; articulación entre Estados y organizaciones no gubernamentales a nivel local y regional para la búsqueda en vida.

Asimismo, requieren el establecimiento de procedimientos de identificación de restos seguros y eficaces; la instalación de programas de atención especializada e indemnización de los Estados a favor de las familias afectadas en los casos en donde se demuestre la participación y negligencia de los Estados en protección y preservación de la vida e integridad. Además, rechazan la incineración de los restos de sus familiares identificados fallecidos por no ser compatibles con sus creencias y costumbres.
También abogan para que los Estados del Triángulo Norte de Centro América –TNCA- reformen los fondos para repatriación de restos, personas vulnerables y niños, niñas y adolescentes no acompañados y que en el caso de Nicaragua se cree dicho fondo para sufragar los costos de repatriación de restos de sus nacionales y el traslado de nicaragüenses en situaciones vulnerables por razones de salud o discapacidad.

Lea el informe en su totalidad siguiendo este vínculo.

Comentarios