PROGRAMA COMPARTE – Red de Centros Sociales / CPAL

Comienza hoy en Andahuaylillas (cerca de la ciudad de Cuzco), provincia Quispicanchi - Perú el encuentro anual del PROGRAMA COMPARTE, de la Red de Centros Sociales de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina, CPAL.

El Programa COMPARTE se entiende a sí mismo como “una comunidad de aprendizaje y acción que procura la creación de alternativas económico productivas de alcance territorial, sostenibles y escalables”. En él están comprometidos 14 Centros Sociales de América Latina y otras instituciones, especialmente universitarias, acompañan los trabajos del COMPARTE desde sus propias competencias.

Más de cuarenta mil productores (rurales en su mayoría, pero también periurbanos) que trabajan parcelas pequeñas o emplazamientos suburbanos, organizados en más de dos centenares de asociaciones, son acompañados en diferentes programas y asesorados por los miembros del Comparte. Al rededor del 20% de esa población participa del esfuerzo del programa COMPARTE, que pretende fundamentalmente cuatro cosas:

  • Mejorar sus capacidades técnico productivas (apuesta por la calidad y no por la cantidad), y asegurar la seguridad alimentaria de los territorios en que viven,
  • Crecer en sus capacidades asociativas y político-organizativas,
  • Colaborar con esas asociaciones en su capacidad operativa a través de una Lectura Estratégica de los territorios en los que desarrollan sus actividades, y
  • Buscar con ellos rutas y canales de comercialización justa que les permita no sólo obtener ganancias mayores en sus actividades sino mejorar sus medios (integrales de vida).

Durante cuatro días los miembros del COMPARTE estarán, en esta oportunidad, revisando el trabajo de aplicación de la Ruta Metodológica diseñada para la elección y acompañamiento de experiencias económico productivas de alcance territorial, sostenible y escalables en las regiones donde cada institución trabaja, y adelantando el diseño de un Proyecto Multinivel que habrá de guiar los derroteros del Programa COMPARTE durante los seis años siguientes. También se dedicará un tiempo a conocer la experiencia de trabajo rural del CCAIJO - Asociación Jesús Obrero, que en 2015 ganó el Premio Nacional Ambiental en su categoría Acción contra el Cambio Climático, por su trabajo “siembra y cosecha de agua en la provincia de Quispicanchi en Cusco” y está celebrando este año 45 años de existencia (http://www.ccaijo.org.pe/index.html).

1

Una de los aportes importantes que la Compañía de Jesús ha hecho en su historia tiene que ver con una VISIÓN POSITIVA y OPTIMISTA de la realidad y de la acción del hombre, como prolongación, gratuita, del poder y el amor creador de Dios. El esfuerzo invertido y la apuesta que hace la Red de Centros Sociales con el Programa COMPARTE nace y se alimenta de un convencimiento profundo de que DIOS ESTÁ OBRANDO MARAVILLAS EN SU CREACIÓN, y de que TODOS tenemos la capacidad y la obligación (moral) de encontrar caminos alternativos de organización social en sus dimensiones económica, cultural, política y también religiosa. Creemos que OTRA ECONOMÍA es posible, hacemos esfuerzos por construirla junto con aquellos que HOY NO CUENTAN.

Contamos con aliados importantes, comenzando por todos aquellos micro productores y micro productoras que ponen todas sus capacidades al servicio de la creación de condiciones más justas para todos y para todo: respeto por la creación, respeto por las culturas y las tradiciones, respeto por la diversidad; contamos también con aquellos que saben dar valor a estas cosas y hacen del acto de comprar no una simple transacción monetaria impersonal y desigual, sino un verdadero intercambio de valores, visiones, culturas, experiencias, historias; un intercambio de dones (verdaderamente divinos porque no nos pertenecen).

Comentarios