Comunicado de la provincia ecuatoriana de la Compañía de Jesús sobre la ayuda a los damnificados del terremoto.

A más de una semana del terremoto que sufrió Ecuador el 16 de abril, los datos oficiales indican que existen 655 muertos, 48 desaparecidos y más de 29 mil personas albergadas. Existen 7 mil edificaciones destruidas y más de 2.500 afectadas. Se estima que alrededor de 20 mil personas se quedaron sin hogar.

Según la Secretaria de Gestión de Riesgos, los avances más significativos han sido en el ámbito de ayuda humanitaria emergente a través de entidades públicas y privadas con el envío de ropa, alimentos, medicina y otros enseres. Se ha restablecido la electricidad entre 72% y 80%. El acceso al agua es de el 62%. En el ámbito de Salud, se han desplegado 24 unidades móviles operativas, están en funcionamiento 4 hospitales generales y 10 básicos.

Al interior de las obras de la Compañía de Jesús no hemos tenido desgracias personales que lamentar. Sin embargo, verificamos la siguiente realidad: un edificio de la Unidad Educativa Cristo Rey y algunos centros de Fe y Alegría sufrieron serios daños; la casa de Ejercicios San Pedro Claver, la Residencia de los jesuitas en la Parroquia y la torre de la Iglesia necesitan trabajos de reforzamiento; además, se deben demoler: el edificio de la Fundación Social Río Manta (donde funcionaba el centro de salud, fuente de ingreso de la fundación), dos edificios de los Campus de la Sede Manabí de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y la Capilla de La Luz de nuestra Parroquia La Merced de Manta. Estamos realizando los estudios técnicos para evaluar el estado de estas edificaciones y poder ofrecer una idea exacta de los costos que se necesitan para rehabilitarlas.

Estrategia de los Jesuitas del Ecuador para enfrentar las consecuencias del terremoto - En Ejecución:

Hemos elaborado una Estrategia de coordinación frente a los desastres generados por el terremoto. Esta propuesta alberga dos ejes de acción: Ayuda Emergente y Ayuda Sostenible (mediano plazo).

Ayuda emergente

Centros de Acopio

Para receptar la ayuda de emergencia (víveres, medicinas, vituallas) hemos habilitado 4 centros de acopio en las instituciones educativos jesuitas: Colegio Borja en Cuenca, Colegio San Felipe Neri en Riobamba, Colegio Javier en Guayaquil y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en Quito.

También tenemos dispuestos 3 centros de acopio en las zonas afectadas: Parroquia La Merced de Manta, campus Portoviejo y campus Bahía de la PUCE.

Brigadas Médicas, Psicológicas y de evaluación de los daños a la infraestructura:

Coordinados con las facultades de medicina, enfermería, psicología, arquitectura e ingenieria civil de la PUCE.

Ayuda sostenible (mediano plazo)

1

Construcción de viviendas.

Priorizaremos la construcción de viviendas de emergencia y campamentos en las zonas rurales afectadas con el apoyo económico de nuestras obras, organizaciones aliadas nacionales e internacionales, empresas y otras provincias de la región.
La construcción de viviendas se realizará a través de Corporación Viviendas Hogar de Cristo, institución que tiene cobertura y redes en todo el litoral y que cuenta con dos modelos de viviendas emergentes y un prototipo de campamento provisional para poner a disposición de los afectados.

En este contexto, se han identificado algunas acciones a llevar a cabo:
Previo a la construcción de viviendas, es necesario ejecutar un levantamiento de necesidades y evaluación de los daños, para lo cual necesitamos voluntarios, que serán capacitados y coordinados por Hogar de Cristo con metodologías apropiadas en contextos de desastres naturales.

Posterior a ello, se diseñarán planes de construcción priorizando la ejecición en zonas rurales y urbano marginales y coordinando constantemente con los gobiernos locales y las instituciones públicas pertinentes.

Recostruir comunidad.

Nos referimos a:

  • Organización barrial y comunitaria: para apoyo en tareas de reconstrucción a través de obras de la SJ que ya trabajan el tema en la zona (FRM, HDC, FUSCREY y Centros FyA?). Se trata de volver a crear vínculos de confianza. ?* Estamos trabajando en crear brigadas de acompañamiento psicológico (en cordinación con la PUCE) y espiritual. Para lo cual se necesitará de voluntarios y alianzas con otras organizaciones religiosas y civiles.

A pesar de la desgracia, hay señales de resurrección que ya están presentes en el pueblo solidario, en la capacidad de resilencia de los damnificados, en nuestros colaboradores y hermanos jesuitas en la zona del desastre, en el sentido de unidad y responsabilidad colectiva de todas nuestras obras... Detectamos y valoramos las fuerzas de vida que inundan nuestro país, porque allí es donde Jesús resucitado está presente.

A nombre de la Compañía de Jesús en el Ecuador, agradezco a quienes han apoyado esta estrategia: a quienes han colaborado en los centros de acopio, a nuestros voluntarios, brigadistas, a las provincias hermanas y a nuestros coperantes nacionales y extranjeros. Gracias al apoyo de todas nuestras obras, hemos logradoenviar toneladas de ayuda humanitaria a nuestros centros de acopio en Manabi y en las zonas afectadas.

Es importante destacar que reactivaremos semanalmente las necesidades de apoyo emergente para la colección de donaciones en nuestros centros de acopio; para lo cual solicito toda su ayuda. Este emergencia amerita el compromiso a largo plazo de todos nosotros.

Gilberto Freire, S.J. Provincial

2

Flickr: Agencia de Noticias ANDES. Licencia Creative Commons. Esmeraldas, Ecuador 21 Abr (Andes).- Recorrido por la provincia de Esmeraldas luego de la catástrofe natural del día Sábado. Visita al Cantón Muisne y población de Chamanga. Fotografías: Carlos Rodríguez/Andes.

Comentarios