BRICS - Expectativa vs realidad

Los jefes de Estado del bloque de los BRICS (grupo formado por Brasil, Rusia, India, China y África del Sur) se ven confrontados por el limitado impacto de sus decisiones anteriores, como quedó claro en elcaso de Siria, y por las expectativas y contradicciones que rodean a la primera iniciativa práctica de la historia del grupo –la creación formal de un nuevo banco multilateral para el financiamiento de proyectos de infraestructura en países en desarrollo. Tomado de ADITAL

Esas debilidades serán el blanco preferencial de Conectas y de otras organizaciones de derechos humanos durante el evento. ”Las autoridades ya no pueden ignorar el peso que el bloque tiene en la conducción de asuntos de gran envergadura para los derechos humanos en el mundo”, afirma Camila Asano, coordinadora de Política Externa de Conectas. ”Para Brasil, por ejemplo, los BRICS han sido el foro privilegiado para la toma de decisiones y para la definición del posicionamiento del país ante la crisis.”

Camila cita como ejemplo el caso de Siria, blanco de un párrafo exclusivo en la declaración final de laúltima cumbre, realizada en la ciudad de Durban. En mayo de 2013. ”Celebramos el pedido del bloque por un acceso inmediato, seguro, completo y sin restricciones de organizaciones humanitarias a Siria, pero no vimos, desde la reunión anterior, esfuerzos satisfactorios de los BRICS para implementar esa medida”.

Aunque el Consejo de Seguridad haya aprobado, en febrero de 2014, una resolución sobre el acceso de ayuda humanitaria a Siria, la propia ONU ha alertado sobre el no cumplimiento del texto y el deterioro del escenario.

Un año después, el compromiso de los líderes con las víctimas del conflicto en Siria todavía no salió del papel. Conectas y otras siete organizaciones brasileras, indias y sudafricanas enviaron una carta a los jefes de Estado pidiendo, entre otras cosas, un nuevo compromiso del bloque en la solución del conflicto sirio y con el envío de recursos. Las entidades también demandan una condena firme del uso de bombas barril y de fragmentación.

La carta también señala sobre el bajo peso de las contribuciones humanitarias de los BRICS en la crisis de Siria. ”Brasil se comprometió a donar, en 2014, un valor muy bajo para ayuda humanitaria a las víctimas de la crisis en Siria. El liderazgo que el país afirma tener debe ser consecuente con actos concretos, como un monto de donación a la altura de un país que figura entre las 10 economías del mundo”, dice Camila.

Otro punto sensible del comunicado es el pedido para que la declaración final del encuentro incluya un compromiso con la implementación del ATT (Tratado sobre el Comercio de Armas, por su sigla en inglés). De los cinco países del bloque, sólo Brasil y África del Sur firmaron el acuerdo. Ninguno de los países del BRICS ratificó el tratado hasta este momento. Lea aquí completa la carta.

Banco de contradicciones

Otro gran debate va a emerger alrededor del futuro banco del BRICS. Ésta es la primera iniciativa práctica del bloque desde su creación, en 2009, y responde al objetivo central de las cumbres, el de promover cambios en la gobernanza económica global.

A pesar de reconocer su importancia estratégica, organizaciones de la sociedad civil brasilera han señalado contradicciones en la base del proyecto, ya que los propios BRICS y varios de sus potenciales Estados clientes se encuentran ante graves tensiones causadas por proyectos desarrollistas.

Para Juana Kweitel, directora de Programas de Conectas, el proyecto responde a una demanda urgente por más diversificación de las fuentes e innovación de los instrumentos de financiamiento para el desarrollo, pero no puede repetir estrategias notoriamente violadoras del pasado bajo un nuevo ropaje. ”Es lo que vemos en Brasil, por ejemplo, con el financiamiento por parte del BNDES [Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social] de obras con significativos impactos socioambientales y de derechos humanos, especialmente en los sectores de energía, agronegocios, petroquímica y minería.”

”El futuro banco del BRICS tiene la oportunidad única de crear, antes de su primer desembolso, políticas y prácticas robustas que contribuyan al desarrollo, pero que también protejan la naturaleza y los derechos humanos. Esto puede hacerse, por ejemplo, a través de la creación de un mecanismo efectivo para el reclamo o la adopción de políticas sólidas de transparencia”, dice Juana.

Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com
Tomado de revista ADITAL http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&prevlang=PT&cod=81513

Comentarios