Comunicado de la Comisión ante la decisión de un grupo de excombatientes de Farc de retomar la lucha armada

Los Acuerdos de Paz en Colombia sufren un nuevo traspiés. Compartimos el comunicado de la Comisión de la Verdad, dirigida por el jesuita Francisco De Roux, que insta a los colombianos a unirse en la construcción de una paz verdadera.

Ante la decisión de un grupo de excombatientes de las Farc, encabezado por Iván Márquez y Jesús Santrich de retomar la lucha armada, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición desea fijar su posición ante el pueblo colombiano y la comunidad internacional:

  1. La Comisión de la Verdad rechaza la decisión tomada en el día de hoy por este grupo de excombatientes de retomar el camino de la confrontación armada. No se construye la paz convocando a un nuevo ciclo de guerra, de consecuencias impredecibles. La construcción de la paz es un proceso difícil, costoso y con muchos altibajos y la responsabilidad de todos es tratar de superar las dificultades y persistir aun en medio de ellas. La Comisión invita a quienes han tomado esta decisión a reconsiderarla y a reintegrarse al proceso de construcción de paz.
  2. La Comisión resalta la importancia y el valor de los logros obtenidos con el actual proceso de paz, entre ellos: la dejación de las armas, la desmovilización efectiva y el compromiso de la inmensa mayoría de los excombatientes de las Farc con los acuerdos firmados en La Habana; el funcionamiento efectivo del Sistema diseñado en dichos acuerdos para evitar la impunidad, esclarecer la verdad de lo ocurrido y buscar a los desaparecidos; la presencia del partido político Farc en el Congreso de la República y en el proceso electoral; la reducción de muchas formas de violencia  y la sensación de tranquilidad en la mayoría de los municipios del país antes afectados gravemente por la violencia derivada del conflicto armado. La Comisión invita a los colombianos y colombianas, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional a valorar, cultivar y salvaguardar estos logros.
  3. La Comisión reconoce las dificultades del actual proceso de paz y ve con especial preocupación el asesinato de líderes sociales. Invita a todas las instancias del Estado y a todos los actores implicados a cumplir e implementar la integralidad de lo acordado.
  4. En esta difícil coyuntura debemos unirnos para valorar lo logrado, superar las polarizaciones políticas y trabajar por la construcción de una paz verdadera en lugar de destruir y fomentar el odio y la confrontación.

Consciente de sus responsabilidades en el esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido en el conflicto armado, la Comisión seguirá cumpliendo su tarea, escuchando y acompañando a todas las víctimas, convocando a la convivencia en los territorios en condiciones de equidad y dignidad y alimentando la esperanza de un país en paz.

(Firma)
Francisco De Roux,
Presidente

1

Fuente

Comentarios