•   Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú - PUCP

  •   Migraciones

  •   Perú

  •   Marzo 18 de 2019

Creencias y actitudes hacia los inmigrantes venezolanos en el Perú

Compartimos el interesante estudio de percepción de la migración venezolana en el Perú realizado por el Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Este boletín representa la continuación de nuestro último boletín de 2018 acerca de la inmigración en el Perú. Sin embargo, este nuevo informe se enfoca específicamente en las creencias y actitudes que los inmigrantes venezolanos han generado en la población peruana. Debemos agradecer al equipo de investigadores del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la PUCP, por la propuesta de investigación y la elaboración de las preguntas. Asimismo, debemos resaltar la magnitud de la muestra encuestada: 2.800 personas mayores de 18 años, de nacionalidad peruana, residentes en todas las regiones del país. Por ello, los resultados aquí presentados, son un reflejo bastante preciso de las creencias, estereotipos, actitudes e incluso prejuicios, que el flujo inmigratorio de venezolanos y venezolanos ha generado en nuestra sociedad.

El boletín está organizado en seis secciones:

  1. Creencias acerca del número de inmigrantes que ha llegado al Perú.
  2. Los tipos de interacción que se han generado entre peruanos y venezolanos.
  3. Qué tan agradables se percibe a los venezolanos y venezolanas
  4. Qué tan diferentes se consideran las costumbres de venezolanos y peruanos.
  5. Actitudes y estereotipos hacia venezolanos
  6. El rol que debería ejercer el Gobierno frente a la inmigración venezolana.

Esta estructura podría encajar en el esquema que propone la Teoría de la Amenaza Integrada de Stephan y Stephan (2000). Esta teoría intenta describir cómo se genera el prejuicio hacia un grupo culturalmente distinto, cuando se produce un importante flujo inmigratorio. Al inicio, la llegada de los inmigrantes produce la coexistencia de dos grupos en un mismo espacio geográfico. Luego, dependiendo de lo diferente que se perciba al grupo de inmigrantes, se generará en la población receptora una percepción de amenaza y por lo tanto, miedo. Para lidiar con el miedo, las personas racionalizan esta emoción a través de discursos prejuicios que intentan ofrecer razones supuestamente “realistas” para sentir miedo: amenazas contra la economía y contra el empleo, o la vinculación de los inmigrantes con actividades delictivas, entre otras. Según la teoría, algo que puede reducir el prejuicio, es el establecimiento de situaciones de contacto o “cercanía psicológica” entre miembros de ambos grupos: relaciones de compañerismo, vínculos de amistad, vínculos de cercanía laboral, etc. ¿Podría ésta u otra teoría, describir lo que está sucediendo en nuestra sociedad? Por todo lo anterior, los invitamos a revisar este estudio, que aborda un fenómeno que nos involucra a todos.

Jan Marc Rottembacher

  • Director Ejecutivo IOP

1. Magnitud de la Inmigración Venezolana en el Perú según las personas encuestadas.

1

2. Situaciones de interacción con inmigrantes venezolanos en el Perú

2

3

4

5


Desde aquí: percepciones alrededor de la inmigración venezolana

La encuesta nacional sobre creencias y actitudes hacia los inmigrantes venezolanos en el Perú nos ofrece un alcance interesante sobre cómo la sociedad está percibiendo el proceso más importante y rápido de inmigración hasta ahora conocido en el país.

El primer dato relevante es la percepción de las personas encuestadas en relación con el número de población venezolana viviendo en el país. Más del 25% no responde a la pregunta, el 17% afirma que hay entre 500.000 y un millón, y casi el 15% piensa que no son más de 50.000. Además de las cifras globales, puede observarse que, en el caso de las zonas rurales, un 44% de la población no responde a la pregunta, y más del 16% afirma que no hay más de 50.000 venezolanos en el país. Ello puede explicarse por la concentración de la población venezolana en Lima y el Callao, y en menor medida, en otras urbes (Trujillo y Arequipa, en particular).

Adicionalmente, es interesante comparar estos resultados con las cifras existentes a la fecha. A la hora de aplicar la encuesta, en noviembre del año pasado, ya más de 500.000 personas venezolanas estaban residiendo en el país, lo que demuestra un cierto grado de desconocimiento alrededor de las cifras reales.

En relación con la interacción entre ambas poblaciones, casi el 68% de la población peruana en Lima y el Callao afirma haber visto a personas venezolanas en su localidad, mientras que en el interior rural 65% afirma no haber visto ningún venezolano o venezolana. En cuanto a vecindad, el 33.9% de los entrevistados afirma tener vecinos venezolanos que han llegado en los últimos dos años. Sin embargo esta cifra difiere mucho según el nivel socioeconómico, ya que el 75% de los sectores D/E afirma no tener ningún vecino venezolano, mientras que esta afirmación sólo representa el 56% del sector C, y el 50.4% en los sectores A/B. Esta data es llamativa teniendo en cuenta que para el caso de Lima, según la poca información estadística que existe sobre la población venezolana, se reporta que la mayoría vive en las zonas periféricas de la capital y trabaja en las zonas céntricas. Este último dato se ve reflejado en la encuesta: más del 80% de la población perteneciente a los sectores A/B y C afirma haber sido atendido por personas venezolanas en lugares públicos (tiendas restaurantes, etc), cuando solamente el 47% de los sectores D/E ha tenido este tipo de interacción.

Por otro lado, con relación al ítem sobre el rol del Gobierno, los resultados coinciden con aquellos obtenidos en la encuesta del IOP publicada el año pasado, sobre las actitudes frente a la inmigración. Es así, que casi el 78% de la población entrevistada está a favor de medidas drásticas de control migratorio, tales como aplicar límites estrictos o simplemente prohibir el ingreso al territorio. En cuanto a la diferencias entre zonas del país se observa que la prohibición del ingreso de personas venezolanas es más popular en el interior rural que en Lima - Callao por 20 puntos porcentuales. Ello parece indicar una tendencia a un mayor rechazo en los lugares de menor interacción.

La encuesta es, finalmente, un instrumento que permite acercarnos a los discursos que se generan en las comunidades de acogida sobre las personas migrantes. Estos discursos, lejos de ser homogéneos, reflejan la complejidad del fenómeno migratorio y sus impactos en la sociedad de destino, diferenciados en función de nivel socioeconómico, el lugar de residencia, el sexo o la edad. Es necesario seguir mirando y entendiendo estas diversas narrativas para ser capaces de construir otras, más empíricas y más abiertas.

Cécile Blouin

  • Investigadora del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la PUCP. Magíster en Derecho de la Unión Europea por la Universidad Carlos III, Madrid. Profesora del Departamento de Derecho de la PUCP. Docente en la Maestría de Derechos Humanos de la PUCP

3. Qué tan agradables son los venezolanos y venezolanas según los peruanos

6

7

4. Qué tan parecidas son las costumbres y forma de vida de peruanos y venezolanos

8

9

5. Actitudes y estereotipos frente a los venezolanos y venezolanas en el Perú

10

11

12

13

14

15


¿Cómo vemos a la población venezolana? entre estereotipos y empatía

La presencia de la población venezolana en nuestro país ha traído consigo una serie de cambios sociales y culturales que impactan, sobre todo, en nuestra vida cotidiana. Así lo refleja la reciente encuesta nacional sobre creencias y actitudes hacia los inmigrantes venezolanos en el Perú realizada por el Instituto de Opinión Pública de la PUCP.

Las relaciones sociales ponen en discusión los estereotipos que se vienen construyendo sobre la población venezolana en el espacio público.

Un aspecto subjetivo como que tan "agradable" o no se percibe a la población venezolana, muestra que el 9.5% afirma que es "muy agradable", y el 60.5% que es "muy agradable", y el 60.5% que es "algo agradable". Por otro lado, aparece un 10.5% que señala que es "desagradable" y un 2.1% que es "muy desagradable"y un 2.1% que es "muy desagradable". Ello puede leerse como cierta simpatía hacia la población venezolana pero también como un aprendizaje cultural en nuestra sociedad, ya que son más de dos años desde que se intensificó la inmigración venezolana en nuestro país, y hay mayor conocimiento a partir de las interacciones sociales.

De otro lado, la sección número 5, nos confronta con los estereotipos y actitudes hacia los venezolanos y venezolanas en el Perú, y cómo van reafirmándose en las percepciones cotidianas, tanto en sentido negativo como positivo. Resulta preocupante cómo se construyen narrativas negativas e incluso fake news, como por ejemplo, la percepción en torno al empleo. Un 25.7% se muestra "muy de acuerdo" y un 50% "de acuerdo" con la afirmación acerca de que "los venezolanos els están quitando el empleo a muchos peruanos". Igualmente, un 23.3% se expresa "muy de acuerdo" y un 50.7% afirma estar "de acuerdo" con la idea de que "la llegada de tantos venezolanos va a perjudicar la economía de peruanos y peruanas". Sin embargo, el INEI estima que los venezolanos que legalmente pueden trabajar en el Perú, representan el 0.34% de la Población Económicamente Activa (PEA), con lo cual, su impacto es muy bajo. Es decir, la población venezolana no viene a quitar el empleo a los peruanos; por el contrario, se incrementa la informalidad en el empleo, pero ese es un problema que lleva varios años, y la causa no es precisamente la inmigración venezolana.

Algo similar sucede con la percepción acerca de actividades delictivas que son atribuidas a la población venezolana: un 11.6% está "muy de acuerdo" y un 44% está "de acuerdo". Así se busca un "chivo expiatorio" frente a problemas nacionales como la inseguridad ciudadana, cuyo origen pasa por la falta de institucionalidad, de articulación y/o de corrupción, entre otras razones. Sin embargo, un 27% de la población peruana se manifiesta en desacuerdo con esta percepción lo que construye una mirada que cuestiona los estereotipos.

Del mismo modo, aunque el 30.5% señala que "tiene miedo de la población venezolana que llega al país", un 40.3% se expresa en desacuerdo. Ello implica no solo algún grado de rechazo frente a los estereotipos, sino también, cierto reclamo a una dimensión de trato igualitario y de respeto por el otro. En sentido positivo, encontramos que se ve a los venezolanos y venezolanas como "personas trabajadores y emprendedoras", ante lo cual un 49.9% se muestra "de acuerdo" y un 7% "muy de acuerdo".

Los resultados de la encuesta aportan elementos para la reflexión acerca del tipo de sociedad que somos: cuánta solidaridad, empatía o acogida tenemos hacia el "otro"; de qué manera la discriminación aflora en nuestra conciencia cotidiana, abonando a (re)crear estereotipos sobre la población venezolana.

Parece que no hemos aprendido nada de la década del 80 y 90 cuando, a raíz del conflicto armado interno, recibimos a peruanos y peruanas que huían de la violencia. También entonces, la población migrante –de nuestro propio país– resulto estigmatizada a causa de su condición social y cultural. ¿Qué lecciones nos dejó un proceso de migración tan grande a causa de la violencia? Cuando hoy recibimos a miles de venezolanos que vienen huyendo de la pobreza y la violencia política, miremos nuestra historia reciente para extraer lecciones de humanidad.

Iris Jave

  • Investigadora del IDEHPUCP. Profesora del Departamento de Ciencias Sociales de la PUCP.

Opiniones sobre el rol del estado frente a la inmigración venezolana

[16]

[17]


Ficha Técnica

Universo

  • Encuesta Nacional Urbano Rural realizada por el Instituto de Opinión Pública de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
  • Hombres y mujeres de nacionalidad peruana, de 18 años o más.

Nivel de representatividad

  • Las provincias donde se realizaron las entrevistas concentran aproximadamente el 75% de la población nacional de 18 o más años del Perú.

Sistema de muestreo

  • Semiprobabilístico polietápico.

Muestra

  • 2.800 personas entrevistadas.

Margen de error

  • +/- 1.85% con un nivel de confianza del 95%, asumiendo 50%-50% de heterogeneidad, bajo el supuesto de muestreo aleatorio simple.

Fechas de aplicación

  • Del 16 de noviembre al 6 de diciembre del 2018.

Equipo IOP

  • Pluvia Astete, Néstor Arzapalo, Jackeline Benavente, Sabina Cabrera, Manuel Cañas, Magda Carrera, Sergio Chávez, César Cosíos, Gonzalo Gamboa, Alice López, Vania Martínez, Ledda Narváez, Jan Marc Rottenbacher y Meir Tintaya.
  • Fotografía principal: Flickr - UNICEF Ecuador. Licencia Creative Commons.

Comentarios