El gobierno que hoy necesitamos

Compartimos la nota editorial de Radio Progreso y el ERIC que presenta una lista de las características deseadas para un futuro nuevo gobierno en Honduras.

El gobierno que hoy necesitamos

Necesitamos un gobierno que no mienta, que no use el Estado como escudo para proteger sus delitos y sinvergüenzadas, ni use el Estado y sus recursos para elevar perfiles personales para proselitismo entre la gente más empobrecida.

Necesitamos un gobierno que no use ni entienda la política electoral como negocio en el cual invierte para sacar ganancias. Necesitamos un gobierno que se sustente en políticas públicas y no en programas asistenciales que postergan soluciones a los auténticos problemas del país. Necesitamos un gobierno que represente a toda la sociedad y no solo a un partido político ni menos a un sector reducido de pudientes y privilegiados del país.

Necesitamos un gobierno que respete las reglas del juego de la democracia y del Estado de Derecho, que entiende que el Estado es la plataforma nacional para buscar el bienestar de toda la sociedad y de cada uno de sus miembros.

Necesitamos un gobierno que base sus políticas públicas en una relación armoniosa entre el bienestar y derechos de las personas y los derechos de la naturaleza. Un gobierno que proteja y cuide el agua, los ríos, los bosques, la minería, los derechos humanos, sociales y culturales de las comunidades. Un gobierno que jamás se le ocurra la privatización de los bienes y servicios públicos, tanto de los bienes naturales como también la salud, la educación, la energía y las vías de comunicación.

Necesitamos un gobierno que garantice la vigencia de los derechos humanos y la libertad de expresión, que nunca recurra a la fuerza para aplacar reclamos y protestas, sino que está listo para abrir espacios para el diálogo franco y directo, el debate y la búsqueda de caminos pacíficos a los conflictos existentes con los diversos sectores de la sociedad.

Necesitamos un gobierno que no crea en la militarización de la sociedad ni se base nunca en los autoritarismos para persuadir a las personas y organizaciones de la sociedad. Un gobierno que en lugar de gastar en armas y ejércitos, destina los mayores rubros de su presupuesto para educación, salud, vivienda, políticas agrarias y políticas ambientales. Necesitamos un gobierno que ponga en marcha políticas públicas generadoras de producción y empleo basadas en el liderazgo de la mediana, pequeña empresa y en las comunidades agrarias gestoras de soberanía alimentaria.

Necesitamos un gobierno que deje a Dios en su lugar, que no manipule su nombre ni haga uso de él para legitimar sus prácticas. Necesitamos un gobierno que garantice la libertad de pensamiento, creencias, que respete todas las maneras de expresarse y vivir la fe, manteniendo la imparcialidad y sin dejarse manipular por ninguna institución religiosa.

Necesitamos un gobierno que construya soberanía, que nunca se arrodilla ante nadie, y que sabe defender la dignidad y el derecho de autodeterminación de los pueblos. Necesitamos con verdadera urgencia un gobierno que, bajo ninguna circunstancia, ni hoy ni nunca, sea como el impostor narco gobierno actual, que ha decidido perpetuarse en el poder.

Fuente

Comentarios