El Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (Colombia), celebró 20 años.

Con diversos actos conmemorativos y alusivos a la presencia del PDPMM en esta región de Colombia, celebramos 20 años de historia. Personas venidas de las zonas campesinas y urbanas de la región, como también antiguos colaboradores y representantes de las entidades que han rodeado al Programa, participaron de los eventos que durante los días 3 y 4 de diciembre, realizamos en la ciudad de Barrancabermeja, sede de nuestra entidad.

El primer día estuvo dedicado a reconocer los factores que hicieron nacer esta propuesta, que en sus orígenes buscó responder a dos preguntas básicas orientadoras: ¿Por qué en una región de tanta riqueza natural, existe tantas personas que viven en la pobreza?; ¿Por qué en una región que ama tanto la vida, existe tanta violencia? Con la presentación de un video: “Vuelve el tren al Magdalena Medio” (disponible en youtube), se recordaron los diferentes espacios, momentos y propuestas organizativas que el Programa ha venido impulsando. Los asistentes en grupos, tuvieron la oportunidad de recoger los diferentes aprendizajes y las capacidades que han podido desarrollar con el apoyo del Programa. El hecho de ser capaces de juntarse para tomarse la palabra y describir situaciones de violaciones a sus derechos; exigir respeto de los mismos tanto al estado como a los grupos armados ilegales; configurar y acordar los elementos que tendría la vida que ellos desean y comenzar a hacerlos realidad; tener capacidad de exigir y participar en la implementación de políticas públicas; participar activamente en la elaboración de los presupuestos municipales; conformar núcleos de pobladores que acuerden proyectos que favorezcan esa vida querida; fueron algunos de estos grandes aprendizajes.

1

En el segundo día, se realizó un panel sobre las tendencias y desafíos de la región y el rol del Programa en las etapas subsiguientes a los esperados acuerdos entre el gobierno y las guerrillas. Participaron académicos que realizan trabajos sociales y que adelantan investigaciones sobre el tema del pos-acuerdo y la reconciliación nacional. El P. Mauricio García, S.J., insistió en la necesidad de afrontar múltiples estrategias que favorezcan la construcción de la paz y de focalizarse en el trabajo con los líderes de base y de grado medio, priorizando las áreas en las que el Programa más fuerza tiene (justicia transicional, ampliación de democracia, dinámica de reconciliación y perdón, empoderamiento a organizaciones). Alejandro Vargas de la U. Nacional, alertó sobre la no identidad entre terminación del conflicto y construcción de la paz; resaltó la importancia de los acuerdos de tipo territorial. Angélica Nieto de la U. Minuto de Dios, habló sobre la transformación cultural para la paz y de la necesidad de un centro de formación para la reconciliación. Bernardo Toro de la Fund. Avina, presentó la relación entre los valores y las rutinas de las personas y de los grupos; en este sentido resaltó la importancia de pertenecer a varias organizaciones. Mauricio Katz del PNUD, resaltó la importancia de reconocer el territorio en el que nos vamos a mover y tener en cuenta, que para formar sujeto social de derecho es necesario abordar todos los sectores de la población.

Las jornadas tuvieron también presentaciones culturales de danzas y teatro que ayudaron a mantener viva la memoria del territorio en el que trabaja el PDPMM.

El lema “Primero la vida” sigue y seguirá siendo nuestro principal reto.

Colaboración enviada por el P. Joaquin Pachón, s.j.

2

Comentarios