En su batalla contra la OMS, Trump juega a la política con vidas humanas

Compartimos la lectura de Thalif Deen para IPS sobre el significado de la reciente decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cesar los aportes de su país a la Organización Mundial de la Salud.

La amenaza del presidente Donald Trump de congelar abruptamente los fondos de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) es calificada de «imprudente y mortal», cuando la agencia de las Naciones Unidas encabeza una batalla contra la propagación del coronavirus, con muchas vidas en riesgo.

Trump ha acusado al organismo de estar «centrado en China», de gestionar torpemente el brote de la pandemia de la covid-19 y de no respaldar su medida de restringir el ingreso de  chinos a Estados Unidos.

Ahora, anunció que ordenó suspender la entrega de fondos a la OMS, lo que de inmediato le supuso la acusación de jugar a la política con vidas humanas.

«La OMS no cumplió en sus obligaciones básicas”, dijo a los periodistas en una reunión informativa de la Casa Blanca el martes 14. «Tanta muerte ha sido causada por sus errores», aseguró dentro del estilo hiperbólico al que es propenso en sus declaraciones.

En un información a seis columnas, el diario The New York Times dijo este jueves 15 que Trump, al ver caer su popularidad en las encuestas en un año electoral, busca culpar a otro, la OMS en este caso, por sus propios errores en la gestión del coronavirus.

1

Mapa de la expansión de la enfermedad del nuevo coronavirus, la covid-19, por el mundo. Crédito: OMS

«Encuestas recientes muestran que más estadounidenses desaprueban el manejo del virus por parte de Trump, que lo aprueban», dijo el diario.

Abby Maxman, presidenta y directora ejecutiva de la organización humanitaria Oxfam América, dijo a IPS que “ahora más que nunca” Trump hace política con vidas humanas y lo hace durante una emergencia mundial de salud.

La administración de Trump, señaló, debería anteponer a la política la salud y el bienestar del pueblo estadounidense y de las personas más vulnerables de todo el mundo.

«Este es un momento en el que debemos dejar a un lado la política y la culpa y trabajar juntos para salvar vidas y recuperarnos juntos de esta pandemia de alcance global», planteó Maxman.

«Esperamos ver a los donantes intensificar y hacer todo lo posible para garantizar que la OMS pueda continuar con su trabajo vital», dijo Maxman, ante la posible respuesta que otros gobiernos y financistas deberían hacer si finalmente se concreta el congelamiento de aportes de Estados Unidos al organismo con sede en Ginebra.

Pero reconoció que hay obstáculos para que otros donantes compensen el anunciado hueco estadounidense, dado el devastador colapso económico provocado por la pandemia.
En todo caso, a su juicio, «esto es algo para lo que simplemente debemos encontrar los fondos».

Donna McKay?, directora ejecutiva de la organización Médicos por los Derechos Humanos,  con sede en Nueva York, advirtió que al suspender los fondos para la OMS, Trump está poniendo en peligro la vida de millones de personas en todo el mundo, particularmente las que están en mayor riesgo durante esta pandemia.

«Una emergencia de salud global exige una respuesta global», dijo.

La OMS proporciona asistencia y coordinación internacionales vitales, subrayó. Por ello, que Trump decida suspender los fondos para la organización en medio de una pandemia sin precedentes es imprudente y lo coloca en peligro de contribuir a muertes y sufrimiento generalizado.

«Su movimiento llega precisamente en el momento equivocado. La pandemia está comenzando a extenderse de países de altos ingresos a países con sistemas de salud débiles. Necesitamos urgentemente acciones más concertadas, coordinadas y efectivas de la comunidad mundial, no menos. Y necesitamos liderazgo mundial que entienda y abrace la coordinación y la colaboración «, consideró McKay?.

Cuando Trump criticó por primera vez a la OMS, su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue claro en su respuesta aunque no citó al presidente estadounidense. «Si no quieren más bolsas de cadáveres, absténgase de politizar”, dijo.

También en una réplica al presidente, aunque igualmente sin nom brarlo, el secretario eeneral de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, dijo que la OMS está en la primera línea, apoyando a los Estados miembros y sus sociedades, especialmente a los más vulnerables, con orientación, capacitación, equipos y servicios concretos para salvar vidas, mientras luchan contra el nuevo coronavirus.

«Creo que la Organización Mundial de la Salud debe ser apoyada, ya que es absolutamente fundamental para los esfuerzos del mundo para ganar la guerra contra la covid-19», puntualizó, antes de insistir en que la pandemia «no tiene precedentes en nuestra vida y requiere una respuesta sin precedentes».

Este miércoles 15 Guterres volvió a subrayar que «ahora no es el momento» de suspender los recursos para la OMS y cualquier organización humanitaria que lucha por contener la covid-19 y sus impactos. Mientras,  Adhanom solo «lamento» la medida y la OMS publicó una cronología de sus actuaciones con el coronavirus como respuesta indirecta.

«En lugar de unirnos a través de esta crisis global, el presidente Trump ha atacado a líderes y agencias de todo el mundo, buscando desviar la culpa de las fallas de su propia administración», denunció Maxman, la responsable de Oxfam.

«Con este último movimiento de retener los fondos de la OMS, el presidente Trump está paralizando cualquier esperanza de cooperación y solidaridad internacional responsable, lo que es crítico para salvar vidas y restaurar la economía mundial”, afirmó.

Para la presidenta de Oxfam América, «retener fondos y culpar a otros significa perder el tiempo y la muerte, la miseria y la pobreza innecesarias. Y Estados Unidos y el mundo no están más cerca del final de este desastre.

El presupuesto total del programa de la OMS para 2018-2019 fue de 4,4 mil millones de dólares, con un incremento a 4,8 mil millones para el bienio 2020-2021.

La OMS tiene dos fuentes principales de ingresos: contribuciones obligatorias de los Estados miembros, con base en los ingresos y población de cada país, y las contribuciones voluntarias, de fondos adicionales provistos por los Estados miembros, organizaciones privadas y personas individuales.

Estados Unidos contribuye con 22 por ciento del presupuesto, como lo hace con la propia ONU.

McKay?, por su parte, admitió que la respuesta de la OMS a la pandemia ha sido imperfecta, pero suspenderle los fondos desafía la lógica y pone en peligro a millones de seres humanos.
La lideresa de la asociación médica recordó que los principales investigadores estadounidenses y de otros países están  colaborando en ensayos de vacunas contra la covid-19 a través de la OMS, que es un centro de investigación tan esencial.

«El presidente Trump parece estar buscando un chivo expiatorio para la pandemia. Está tratando de desviar la atención de la devastadora cifra de muertos en Estados Unidos y sus propios y reiterados fracasos en responder de manera rápida y coherente a la pandemia», señaló McKay?.

A su juicio, “en lugar de atacar a los profesionales de la OMS, el presidente Trump debería proporcionar a los trabajadores de la salud el equipo de protección personal sin el que están muriendo”
También “debería colaborar con los estados y las ciudades en una respuesta nacional coordinada guiada por la ciencia y los derechos humanos, no por la ideología y xenofobia. Debe escuchar a los expertos médicos en este momento de gran peligro nacional y mundial”, afirmó.

«Todas las instituciones que luchan contra la covid-19, ya sea a nivel local, nacional o mundial, deben ser transparentes y responsables. Pero aniquilar la capacidad de la institución de salud esencial del mundo en un momento como este es un grave error», insistió. 

Fuente

Comentarios