Identidades a flor de piel. Lo 'negro' entre apariencias y pertenencias: mestizaje y categorías raciales en Cartagena (Colombia)

Estaba en una fiesta de cumpleaños en una de las invasiones de Cartagena –a punto de convertirse en un verdadero barrio gracias a los esfuerzos persistentes de sus habitantes– cuando la aparición de un desconocido, vestido con un pantalón roto y una camisa manchada, llamó la atención, generando cierta desconfianza: "Y este negro, ¿qué hace aquí?". Casi al mismo tiempo llegó una jovencita que todos parecían conocer, vestida con un sastre barato, típico de las empleadas públicas o de las secretarias de alguna oficina de abogados y quien fue abordada por uno de los miembros de nuestro grupo: "Hola mi morenita, ¿te comes una tajada de ponqué con nosotros?". Aunque estas dos personas eran llamadas de manera diferente, yo veíìa un solo color. De hecho, el término "moreno" se usa muy frecuentemente en Cartagena y permite recurrir al color para calificar al otro sin que tenga ninguna connotación negativa o peyorativa. Por el contrario, la utilización del término "negro" implica en sí mismo una distancia, una evaluación que inferioriza al otro. El color y, aún más, la referencia racial a la cual remite, lejos de ser únicamente una característica objetiva inherente a los individuos, es ante todo el producto de la interacción y un vector de clasificación social del otro.

Descargar

Comentarios