•   Servicio Jesuita a Refugiados LatinoamérIca y el Caribe (SJR LAC)

  •   Migraciones

  •   Mayo 16 de 2019

Informe de contexto frontera colombo - venezolana, 2018

Colombia es el primer paso, o destino final, de la migración venezolana. El Servicio Jesuita a Refugiados Latinoamérica y el Caribe SJR-LAC nos presenta el informe de contexto de la frontera entre estos dos países.

Para 2018, Colombia tuvo bastante dinamismo político por los ciclos electorales legislativos y ejecutivos. El sector más crítico de los Acuerdos de Paz gana la presidencia de la República y lo que se ve en los primeros meses de gobierno, es una “reestructuración unilateral” del Acuerdo de Paz. Desde 2016, la situación humanitaria de Colombia había presentado cifras favorables, no obstante, el 2018 se posiciona como un punto de quiebre, puesto que hay un detrimento de la situación humanitaria. Lo anterior, explicado por una dinamización del crimen organizado, el aumento en los cultivos ilícitos, las disidencias de las FARC, la expansión del ELN y los efectos multilaterales de situación humanitaria en Venezuela.

En Venezuela, por otro lado, hay una exacerbación de la crisis económica, política, social e institucional, debido a la desactivación de la producción nacional y a la presión económica internacional. El 2018 fue testigo de la creciente desinstitucionalización de Estado, la autocratización del régimen y la prolongación de la situación de Emergencia Humanitaria Compleja. El aumento de las protestas, la falta de seguridad alimentaria, el precario acceso a servicios de salud y educación, son solo algunas de las expresiones del impacto de la crisis en el ejercicio de los derechos fundamentales. El país continúa siendo el país más violento de América Latina debido a la bifurcación del monopolio legítimo de la violencia. Se calcula que más de 3.3 millones de venezolanos han salido del país, huyendo de la grave recesión económica y el aumento de la violencia, tanto política como criminal.

El territorio fronterizo colombo-venezolano es por tanto, una zona en la que convergen dos difíciles realidades nacionales. De cada lado de la frontera se entretejen realidades complejas con un gran impacto en quienes habitan estos territorios y en quienes cruzan la frontera, ya sea con vocación de permanencia o simplemente transitando para llegar a otro lugar. Desde el lado colombiano, se observan profundas afectaciones humanitarias en los departamentos fronterizos de Arauca y Norte de Santander, donde el JRS tiene presencia. En estos territorios se materializa la incapacidad del Estado a la hora de implementar un programa eficaz de sustitución de cultivos ilícitos y fortalecimiento de medios de vida. Asimismo, persiste la amenaza a líderes sociales, el confinamiento, la restricción de la movilidad, atentados y asesinatos por la presencia de grupos armados.

Desde el lado venezolano se han identificado dinámicas violentas por la presencia de grupos armados que en ocasiones, actúan con la complicidad y/o colaboración de las fuerzas militares y policiales. En los territorios fronterizos de Táchira y Zulia hay una disminución del poder adquisitivo de los habitantes que tiene como corolario, el aumento en la informalidad y el contrabando. De igual manera, se observa la escasez y falla en la prestación de servicios básicos como energía eléctrica y agua, alimentación, educación y salud.

Finalmente, en cuanto al éxodo de venezolanos y retornados colombianos, hay serias dificultades dentro de Venezuela para proveer documentos que faciliten este proceso. Conseguir la partida de nacimiento, pasaporte, cedula de ciudadanía e incluso el registro de nacimiento se vuelven procesos cada vez más complejos. Estas condiciones aumentan la vulnerabilidad de esta población en los territorios de acogida.

Para enfrentar estos desafíos humanitarios presentes en la frontera colombo- venezolana, desde el Servicio Jesuita a Refugiados se hacen varias recomendaciones para los Estados, las Organizaciones de Sociedad Civil y para la cooperación internacional.

Siga este enlace para leer el informe completo.

Fuente

  • Fotografia: Caminantes Venezolanos en la via Cúcuta-Pamplona (Colombia). Flickr - Cristal Montanez. Licencia Creative Commons.

Comentarios