La Conferencia Episcopal pide a Roma permiso para obligar a obispos, congregaciones y colegios católicos a denunciar los abusos

El Episcopado será "autoridad para legislar, para todo el territorio español, y para todas las congregaciones religiosas", aunque no investigarán casos del pasado. Reportaje de Jesús Bastante para Religión Digital.

La Plenaria del Episcopado ha solicitado a Roma “un mandato especial” para promulgar un decreto general, “para toda la Iglesia en España”, sobre los procesos en materia de abusos sexuales a menores. Dicho decreto, cuando sea aprobado, permitirá a la CEE ser “autoridad para legislar, para todo el territorio español y para todas las congregaciones religiosas”.

1

Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal

De concederlo, la española sería “la primera conferencia episcopal del mundo” en tener capacidad coercitiva sobre todos los obispos y congregaciones religiosas, para hacer cumplir dicho decreto, según apuntó el portavoz de la CEE, Luis Argüello. Un decreto que incluirá la obligatoriedad de denunciar, y cómo tratar a las víctimas y a los sacerdotes condenados. Como se sabrá, las conferencias episcopales son órganos de coordinación y, como tales, no tienen capacidad para obligar a los obispos a cumplir las normas. Si el Vaticano concede esta prerrogativa, las cosas cambiarán, y mucho, al menos en lo tocante a la pederastia clerical.

“Somos la primera institución que quiere salir al paso, que reconoce que lo ha hecho mal, que ha mirado para otro lado, que ha reunido a todos los presidentes de episcopados del mundo, que está dando pasos”, subrayó Argüello, quien definió cuatro tipos de víctimas. “Las víctimas directas de los ministros de la Iglesia, que son un escándalo, pero un grupo minoritario; las otras víctimas, muchísimas, cuyos victimarios no son eclesiásticos; los acusados injustamente; y el escándalo de tanto gente de buena fe en la Iglesia”, añadió.

No habrá investigación del pasado

Si Roma procede a aprobar este decreto, anunció el portavoz, éste será “publicado y publicitado”. ¿Se investigarán casos del pasado? “No podemos ir sitio por sitio con una lupa, pero sí estableceremos cauces” para que quienes conozcan casos puedan denunciarlos, recalcó Argüello. ¿No hay archivos? Se le preguntó. “La mayoría de las diócesis hemos buscado nuestros archivos secretos, y no hemos encontrado nada, porque lamentablemente era raro que se dejaran esas cosas por escrito”.

Sobre la polémica por el suicidio asistido acaecido ayer, el portavoz de la CEE mostró su “duelo y pésame a una familia que vive una situación tan dramática”, con “una excepcional carga emocional” en mitad de la precampaña electoral.

2

Rueda de prensa del portavoz de la Conferencia Episcopal

Dolor, sufrimiento y vida

“Las leyes son expresión de la racionalidad de un pueblo. En este caso, estamos ante un conflicto, que se produce entre el dolor, el sufrimiento ante la vida, y la propia vida. Nosotros pensamos que la muerte provocada nunca es la solución a los conflictos, ni en el caso del aborto ni en el de la eutanasia”, recalcó Luis Argüello, quien abogó por “articular una ley” para ayudar a las personas en los cuidados paliativos, y por una defensa de la dignidad de toda vida.

“La Iglesia apuesta por los cuidados paliativos, no está a favor del ensañamiento terapéutico. La muerte provocada no es la solución”, apuntó, dejando claro que “no estoy hablando en la cárcel para nadie, en este caso, pero sí estoy pensando en la necesidad de que desde la defensa radical de la vida implementemos como sociedad un apoyo a todo lo que no sea que la muerte sea la solución de los problemas”.

El derecho a decidir, "un mantra"

Preguntado por su reflexión acerca de las elecciones -la CEE, finalmente, no publicó ninguna nota previa-, el obispo hizo una cerrada defensa de la vida como criterio de voto, dejando claro que “el compromiso cívico no puede agotarse en depositar un voto en una urna. Nos afecta a todos, todos los días del año”.

“¿Quién puede decir que apoyar la vida no sea una propuesta progresista, aceptando que puedan tenerse otros puntos de vista?”, añadió Argüello, quien pidió “buscar juntos, como sociedad, que encabecen un nuevo pacto social para la distribución de las rentas, la economía global, las nuevas tecnologías...”.

Sobre el derecho a decidir, el prelado indicó que parece “una especie de mantra”, y apuntó que “la moralidad no la da el derecho a decidir, sino el contenido de la decisión, y el contexto de la decisión. Esto vale para Cataluña, pero también para la identidad personal”.

3

Elecciones, urna electoral

Fuente

Comentarios