La actual crisis migratoria cubana

El jesuita Danny Roque nos presenta un panorama de la crisis migratoria y humanitaria de los cubanos que intentan llegar a los Estados Unidos desde Ecuador.

La problemática migratoria cubana ha ganado visibilidad a partir de lo que podríamos denominar “crisis cubana en Centroamérica”. Esta comenzó en noviembre de 2015 cuando el gobierno nicaragüense desmanteló una red internacional de traficantes de migrantes indocumentados. Como parte de esa operación se expulsaron de Nicaragua hacia Costa Rica 1917 cubanos que intentaban cruzar su territorio. Así Nicaragua cerró sus fronteras al recorrido que hacían miles de cubanos en su camino hacia EUA. Se produjo entonces un “cuello de botella” en Costa Rica, país que durante cuatro meses tuvo que lidiar con alrededor de diez mil cubanos que quedaron varados en su territorio.

En ese momento el resto de los países centroamericanos se negó a permitir el paso de los cubanos. Una reunión de emergencia entre los cancilleres del Sistema de Integración Centroamericano - a la que se sumaron los de Ecuador, México y Cuba - no encontró solución al problema y terminó con un comunicado exigiendo el fin de la Ley de Ajuste Cubano: un privilegio que desde 1966 permite que los cubanos que tocan suelo estadounidense, después de permanecer un año y un día en su territorio tengan derecho a la residencia de ese país. Ya en diciembre del 2015 Ecuador, país en el que comienza la travesía, restituyó el requisito de visado a los ciudadanos de Cuba como una manera de desestimular el flujo migratorio.

Esta primera parte de la “crisis de Centroamérica” se solucionó cuando en febrero de 2016, los gobiernos de Costa Rica y México establecieron un puente aéreo de emergencia. De este modo, los cubanos que compraron boletos aéreos volaron directamente a México y llegaron al destino final de su proyecto: USA. Apenas un mes después la crisis se trasladó más al sur cuando Costa Rica cerró su frontera y alrededor de 4000 cubanos quedaron varados en Panamá. Entre los meses de marzo y de mayo el gobierno panameño logró evacuar los cubanos de su territorio en un acuerdo similar con México.

1

Los cubanos intentan atravesar las selvas del Darién, que separan a Colombia de Panamá.

Acto seguido fue el turno de Panamá que también decidió cerrar su frontera creando una nueva situación de emergencia para los cubanos en la frontera del norte de Colombia. En la localidad de Turbo quedaron varados, ésta vez, alrededor de 2000 ciudadanos cubanos. Cuarenta de ellos fueron devueltos al Ecuador (de donde venían) y 14 enviados directamente a Cuba después de que el presidente colombiano asegurara que todos serían deportados. Después de muchos incidentes el gobierno colombiano ofreció la oportunidad para que se acogieran a la figura de “deportaciones voluntarias” y decidió no forzar esa medida.

Hasta hace más o menos diez meses los cubanos llegaban en lancha desde Colombia a Puerto Obaldía, en la costa panameña; a pesar de haber cerrado la frontera con Colombia, el presidente panameño afirmó que se les dará asistencia a los que logren pasar a su país. Por eso la mayor parte de los ciudadanos cubanos presentes en esa región se ha internado en la selva llamada “Tapón del Darién”.

El único camino que les queda es contratar un coyote que les ayude a atravesar la selva.  Los traficantes cobran 100 USD hasta entrar en territorio panameño. En el recorrido pasan por un lugar al que llaman “la loma de la muerte” por los cadáveres que pueden ver en el camino; tardan más o menos cinco días a pie. Si tienen suerte son “ayudados” por indígenas que cobran 20 USD por trasladarlos en canoas por el río y mostrarles las ruta hacia Yaviza, el poblado panameño hasta donde llegó la carretera Panamericana. De ahí a Ciudad Panamá el recorrido resulta más fácil. Falta ver qué sucede con ellos en el resto de la ruta y qué sucede con los cubanos que aguardan en Ecuador. A finales del 2015 eran más de 16000 los que no tenían documentos migratorios en el país andino.

Increíbles sufrimientos para llegar a USA

A partir del 2011, un año después de que comenzaran a ponerse en marcha en Cuba las reformas que debían generar un crecimiento económico, el éxodo de cubanos comenzó a crecer hasta llegar a quintuplicarse entre los años 2011 y 2015 (pasó de 7821 a 43159 por año). En el año fiscal 2014 (1/10/13 a 30/09/14) previo al anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EUA y Cuba (17/12/14) se establecieron en EUA 51548 cubanos. De ellos 24277 llegaron a ilegalmente y de ellos 16933 lo hicieron cruzando la frontera México- EUA. El resto lo hizo a través de la frontera canadiense o cruzando el estrecho de la Florida en embarcaciones hechas de frágiles materiales, con un altísimo riesgo para la vida.  

El mayor número llega a EUA después de cruzar los siete países que separan Ecuador de EUA. Hacen ese recorrido atravesando territorios en manos de coyotes, pandillas, guerrillas, ejércitos y oficiales de migración corruptos. Son víctimas de extorsiones, violaciones y otros atropellos; hasta mediados del año pasado en la frontera nicaragüense, en el mismo lugar donde se originó la actual crisis, el ejército dejaba pasar a los cubanos a cambio de 50 dólares por persona.

2

En Turbo, Colombia, las autoridades migratorias repartieron volantes alertando a la población para que no hospedaran a los migrantes indocumentados.

En el ideario de coyotes y otros actores involucrados en el tráfico, los cubanos viajan con “bastante dinero o tienen familiares que les mandan dinero desde Miami”, cosa que no siempre es verdad. Según comenta un joven que hizo recientemente el recorrido, en la zona selvática del Darién se pasa cerca de algunos túmulos que los coyotes se encargan de enseñar y dejar claro que “son cubanos enterrados allí porqué se negaron a dar el dinero que traían”. He conocido cubanos que han estado detenidos por meses en las estaciones migratorias mientras los oficiales les exigían dinero a sus familiares en EUA. A uno de ellos le cortaron la oreja mientras grababan un vídeo que luego hicieron llegar a sus parientes en EUA al saber que se habían negado a continuar enviándole dinero.

Si el migrante es cubano, para atravesar Honduras y Guatemala los coyotes cobran hasta 1600 USD. Irónicamente, esa es la manera más segura de cruzar esos países; si no es así corren el riesgo de ser deportados a la isla. Los barqueros que cruzan el río Suchiate entre México y Guatemala cobran normalmente 20 pesos mexicanos, pero si el que cruza es un cubano la cifra puede llegar a 50 USD. Varias mujeres que he conocido han sido violadas en reiteradas ocasiones a lo largo del recorrido que atraviesa México, tanto por miembros de los ejércitos o agentes de migración, como por pandillas que los asaltan en el camino. Algunos hombres también ha sufrido el mismo tipo de violencia.

Una situación compleja en Cuba

Según varios medios de prensa, declaraciones de líderes políticos y de algunos activistas sociales, esta crisis migratoria se debe al temor de los cubanos a que las conversaciones entre el Gobierno de la Habana con Washington terminen eliminando la ley de ajuste cubano, y con esto se acaben las esperanzas de migrar.

Pero no se puede pensar solamente en qué es lo que atrae a los cubanos (Ley de Ajuste), sino que es fundamental considerar también qué los hace salir de su país. Es cierto, que la posibilidad de obtener una residencia legal en EAU es un atractivo que estimula la emigración, como también lo es la existencia de una comunidad fuerte de cubanos en EUA. Los antes mencionados son factores externos que por sí mismos no explican toda la realidad de por qué se ha agudizado la presente crisis migratoria.  La frontera natural que supone la condición de isla junto a la estigmatización y la escasa movilidad que permite el pasaporte cubano hacen del proyecto migratorio una empresa temeraria que obliga a viajes peligrosos con altos índices de mortandad y sufrimientos humanos.  

3

Cubanos en Turbo, Colombia, piden al presidente Obama les permita ingresar a Estados Unidos.

Si los cubanos emigran por cualquier vía aunque sea enfrentando peligros mortales es porque bajo la presión del embargo/bloqueo, unido a la inercia política, persiste en Cuba un sistema que no ha sido capaz de garantizar un mínimo de desarrollo económico, y porque el desarrollo social obtenido ha sido posible únicamente con el apoyo de fuertes subsidios, primero soviéticos y luego venezolanos, convirtiendo así el país en una nación dependiente y económicamente frágil. Es porque los cubanos se ven arrastrados a una pobreza material insoportable y porque no cuentan con la posibilidad de cambiar su destino dentro de la isla. La emigración se convierte en el único proyecto de futuro que les hace vislumbrar un cambio diferente para sus condiciones de vida.  Los cubanos emigran porque a pesar de que no tengan que pagar en efectivo por los servicios de salud y de educación, la gente en Cuba no se pasa la vida entera enfermos o estudiando. Los cubanos emigran porque aunque todos sepan leer y escribir y sean médicos, ingenieros, abogados o arquitectos, los 25 USD que ganan al mes no les permiten vivir en condiciones decentes. Los cubanos emigran porque a pesar de que se anuncien muchos cambios, estos no se ven reflejados en su mesa. Cada cubano migra por la misma razón que tiene cada uno de los más de 300 millones de migrantes que hay en el mundo. No se debe únicamente a la Ley de Ajuste.

En julio de este año el ministro de economía de Cuba anunció que a pesar del crecimiento del turismo, la renegociación de la deuda con varios acreedores y la inversión extranjera, la tasa de crecimiento del país se redujo al 1%. El presidente Raúl Castro anunció que la situación económica empeorará en la segunda mitad de este año debido a la contracción del subsidio venezolano. En la memoria de los cubanos están todavía muy vivos el recuerdo de los difíciles años posteriores a la caída de la URSS. El gobierno pide una vez más sacrificio y esfuerzo… pero ya van tres generaciones que han venido esforzándose y sacrificándose. Los más jóvenes, que son la mayor parte de los actuales migrantes, no parecen que quieran vivir en el futuro el presente de sus padres.

4

Cubanos varados en Liberia, frontera de Costa Rica con Nicaragua

Si continúa el estancamiento de la economía como consecuencia de la inercia política, continuará y crecerá la emigración de cubanos hacia EUA, sea por sur y centro América o, como ya han comenzado a hacer, atravesando la federación Rusa para ingresar a EUA por Alaska.

Sobre el autor

El padre Danny Roque Gavilla,S.J. es cubano y residente en México. Ha realizado investigaciones sobre migración de cubanos en República Dominicana y España. También ha trabajado el tema de las religiones cubanas de origen africano y más recientemente, el impacto de las remesas en la economía cubana, las prácticas económicas informales y el sector privado en Cuba. Actualmente es estudiante de Doctorado en Antropología Social en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

En México colabora prestando atención pastoral y legal en "La Casa del Balsero y Emigrante Cubano", institución fundada por un grupo de migrantes cubanos residentes en la Ciudad de México vinculados a la Asociación Cívica Cubano Mexicana. La casa funciona centro de albergue para emigrantes protegido por la ley mexicana. Allí se ofrece asesoría legal para los cubanos que deseen regularizar su situación en México o que deseen proseguir su recorrido hacia Estados Unidos. También se garantiza ayuda asistencial como alimentos, ropas y atención espiritual y psicológica.

Comentarios