La Guajira: entre el llanto y el negocio.

Los 130 kilómetros que separan a Maracaibo de su conexión más próxima al vecino país, Colombia, se han hecho más largos luego de estos meses en los que la frontera ha estado cerrada. Cada uno de estos días de prohibición en el paso ha sido "gasolina" para el desarrollo de nuevas historias en medio de este trecho que para unos es beneficio y para otros un peso más para llevar la vida.

Comentarios