'No le diré a nadie que padezca sufrimiento cómo debe morir'

El nuevo Obispo Auxiliar de Bilbao, España, pide impulsar los cuidados paliativos pero "respeta" quienes prefieran otras vías, ha dicho en referencia al debate de la eutanasia. Reportaje de Eitb.eus

El pasado sábado, Joseba Segura fue ordenado obispo auxiliar de Bilbao. Tiene 61 años, es licenciado en Psicología, doctor en teología y experto en Economía Social. En la ceremonia del sábado, estuvo acompañado por 18 obispos… entre otros, algunos representantes de Ecuador, país en el que ejerció como sacerdote varios años.

La cuestión de la eutanasia ha vuelto a entrar en la agenda pública. La posición de la iglesia se mantiene invariable. "Mantenemos nuestra posición, pero no la imponemos", matiza Segura, que apuesta por impulsar los cuidados paliativo. "Uno persona no puede quitar la vida a otra". Segura asegura que "hay formas distintas de entender la forma terminal" y la iglesia apuesta "por una vida y una muerte digna". No cree Segura que una muerte con mucho sufrimiento tenga por qué ser indigna, "depende de cada persona". Muestra su empatía hacia casos de este tipo y muestra "gran respeto" hacia las personas que desean fallecer por el gran sufrimiento que padecen.

"Tengo personas que han asumido una identidad que nunca he considerado una enfermedad", explica Segura sobre la homosexualidad, "hay gente en la iglesia con posicione extremas, pero no son todas".

"La Iglesia ha sido un sostén que ha promovido la presencia de valores evangélicos: la fortaleza de la familia, la solidaridad, la entrega, la generosidad, la inspiración en la fuerza de la fe... eso lo han compartido muchos de nuestros aititas y amamas", argumenta Segura, "ese mundo no va a volver".

"Mucha gente no tiene relación personal con un cura, y tienen una imagen que proviene de los medios de comunicación", lamenta Joseba Segura, que reconoce que la reacción contra la Iglesia, tras años de dominación sobre la sociedad, acapara la información.

Sobre casos de abusos sexuales, reconoce que han ocurrido y que "ha habido encubrimiento", pero señala que "se transmite la sensación de que ese tema ha estado más extendido que en realidad".

Preguntado sobre una demarcación propia para la Iglesia vasca Joseba Segura dice no tener criterio. "Al papa no le pediría una diócesis vasco-navarra, sin entrar si es bueno o malo". Explica Segura que eso es un proceso que hay que hacer entre "mucha gente que piensa de manera distinta".

Fuente

Comentarios