Reuniones de la Red de Centros Sociales y de Delegados provinciales del Apostolado Social, en Padre Hurtado, Chile

Justo hace ocho días, en la casa de retiros de Padre Hurtado (Chile), terminamos dos reuniones importantes del Sector Social: la primera (22-24 de junio) fue la reunión anual de la RED DE CENTROS SOCIALES en la cual participaron 40 personas de 26 Centros Sociales de toda América latina. La segunda, el encuentro anual de los Delegados provinciales del Apostolado Social.

En los dos primeros días hicimos a la presentación y balance de tres programas que desarrolla la Red de Centros Sociales: el programa de INCIDENCIA, el programa de FORMACION POLÍTICA y CIUDADANA, y el programa COMPARTE. Trabajamos también sobre el servicio de AUTODIAGNÓSTICO (autoevaluación o prospectiva) de los Centros Sociales y sobre el ”modo de proceder” de la red.

Constatamos en nuestra reunión la necesidad de un mayor compromiso de los componentes de la red para con los programas y servicios desarrollados, especialmente en el Programa de Incidencia y en el Programa de Formación Política y Ciudadana, de manera que las responsabilidades de las actividades de los programas no recaigan sólo en un Centro sino que sean asumidas como parte de la planeación de institucional de los componentes interesados.

Durante el 25 y 26 de junio realizamos actividades en conjunto con el segundo grupo reunido: el de los delegados del Apostolado Social en las provincias de América Latina. Sólo faltaron compañeros de Haití, Cuba y Bolivia. Visitamos algunas de las obras sociales de la provincia chilena y sostuvimos una importante conversación entre nosotros, con la ayuda de investigadores de la Universidad Alberto Hurtado, sobre ”gobernanza de recursos, minerales, naturales y energéticos” que alimentará debates posteriores.

El día 26 partieron los directores de Centros Sociales y quedamos sólo los delegados del Apostolado Social de las provincias, junto con los coordinadores de las redes de migrantes - RJM: Rafael Moreno (MEX), y la red indígena: Pablo Castro (CHL), revisando nuestros compromisos de hacer realidad las opciones prioritarias de la Planeación Apostólica de la CPAL y de nuestras provincias. Se hizo un balance del estado de las tres redes del sector, y dado que algunos de los delegados eran nuevos en sus funciones (incluyéndome a mí), vimos la importancia de volver sobre las funciones de este ministerio y las tareas de la reunión anual, definidas hace ya 10 años en una reunión celebrada en Andahuaylilhas (Peru). Quedó en pie la tarea de trabajar durante los próximos meses una propuesta que actualice y socialice esas responsabilidades y tareas. Otro momento importante de nuestras conversaciones fue dedicado a pensar en la mejor manera de irnos preparando para la celebración de las Congregaciones Provinciales y de la CG XXXVI, en el contexto de la memoria de los 40 años de la CG XXXII y del Decreto 4º que ha marcado indeleblemente la historia de la Compañía.

Durante los seis días nos acompañaron algunos invitados especiales: de Fe y Alegría, de Entreculturas, Alboan, la nueva provincia de España y del Secretariado de Justicia Social y Ecología de Roma.

A todos los compañeros y compañeras de las obras apostólicas, especialmente del RJM, las presencias indígenas, los centros sociales y otras obras sociales, les enviamos un saludo especial y esperamos que sus representantes y delegados sociales les hagan partícipes de nuestras reflexiones en Padre Hurtado.

Un agradecimiento especial a la provincia chilena que nos recibió con mucha generosidad, especialmente en la persona del Pe. Miguel Yaksic, delegado del apostolado social, quien se encargó, junto con un equipo de jesuitas y laicos, de los mil y un detalles que implican recibir seis decenas de extranjeros durante una semana. Hasta junio de 2015 en Guayaquil, Ecuador.

Roberto Jaramillo bernal, s.j.

Comentarios