solo dos personas controlan la extracción de madera en la provincia del Manu, Perú.

En Villa Salvación, capital de la provincia del Manu, un subprefecto denuncia que está amenazado de muerte por combatir el tráfico de combustible facilitado por la carretera del gobernador Luis Otsuka.

Comentarios